No es No Verano 2019 – IAM

- Publicidad -

Así es Fran Cárdenas, puro talento

Scouting

El base onubense y el club oscense estaban condenados a entenderse, al estar Guillermo Arenas de por medio

BANNER Euromotor Alcoraz Ssangyong Agosto 2019 – Seccion Basket

Fran Cárdenas ficha por Levitec Huesca. Base de 1,77m de altura nacido en La Palma del Condado (Huelva) un 3 de octubre de 1990. Desde muy pequeño le encantaba el deporte, y a pesar de tener un buen trato con el balón de fútbol, sonde siempre ha dicho que es madridista, se decantó a los 8 años por el baloncesto, jugando en el equipo de su pueblo, el CB La Palma 95, donde ya le llamaban «canijo» por su estatura.

DPH Banda Ancha 2019 – Sección Peñas Huesca

Pronto comenzó a llamar la atención, un gran manejo de balón y una buena muñeca para la edad que tenía, pero una corta estatura que le alejaban de ciertos hitos como campeonatos de España por comunidades. No obstante en la capital hispalense se hicieron eco del pequeño Fran Cárdenas y su buen juego, lo que hizo que con 12 años dejara su casa, en edad infatil, y se desplazara a Sevilla a jugar en la cantera del Caja San Fernando, equipo de ACB, donde comenzó a deslumbrar con su rapidez, entrega y prodigiosa visión del baloncesto.

El jugador onubense crecía en el seno del baloncesto Sevilla, sobreponiéndose al duro fallecimiento de su padre, algo que empezó a fraguar la dura mentalidad de Fran Cárdenas, siempre dispuesto a superar cualquier bache, por muy grande que sea. En edad junior, comenzó a jugar en el equipo vinculado al club sevillano en liga EBA, de la temporada 2006 a la 2008.

Primeros contactos de Fran Cárdenas con LEB Plata y LEB Oro

En la temporada 2008/2009 daba el salto a LEB Plata en el equipo vinculado al Sevilla baloncesto, el CB Qalat Cajasol. Primera toma de contacto con 18 años, y 30 partidos jugados, con más de 18 minutos en pista para 4 puntos, 1,6 rebotes y 3,2 asistencias. Repitió en el mismo club y misma categoría en el segundo año. Sabiendo lo que se iba a encontrar disfrutó en sus 34 partidos de más minutos, superando los 27 por choque, donde promedió grandes números, con 8,7 puntos (50% de 2, 43% de 3, 80% de tiro libre), 2,2 rebotes, 3,6 asistencias y 1,2 balones robados para 10,3 de valoración.

Tras ver que había cuajado una gran campaña, y que su etapa de formación había llegado a su fin, tomó la decisión de dar un paso adelante, y en la temporada 2010/2011 firmaba por Ourense, en una categoría nueva como LEB Oro, en lo que era su primer contrato profesional. No fue su mejor año por varios factores, no le acabó de tomar el pulso a la nueva categoría, su equipo acabó descendiendo y a todo ello se sumó la pérdida de su abuelo. Su bagaje, 2,6 puntos (37% de 2, 40% de 3, 67% de tiro libre), 1 rebote, 1,4 asistencias y 0,6 robos de balón en 34 partidos y más de 12 minutos de media.

Retorno a LEB Plata continuando en Ourense la temporada 2011/2012, donde se volvió a sentir cómodo, a pesar recibir el duro golpe de la pérdida de su mejor amigo a lo largo del año. Entre liga regular y playoffs 36 partidos jugados y más de 18 minutos de media, promediando 4,8 puntos (51% de 2, 32% de 3, 80% de tiro libre), 1,7 rebotes, 1,6 asistencias y 0,9 robos, y ascenso del club a LEB Oro, objetivo cumplido.

Fran Cárdenas y Guillermo Arenas cruzan sus caminos

Tras ver el onubense que no había sido una espectacular temporada la suya, decidió seguir en LEB Plata la campaña 2012/2013, y con ello unirse a Oviedo, proyecto asturiano donde estaba el hoy entrenador de Levitec Huesca Guillermo Arenas.

Sin dudas la mejor decisión que pudo tomar Fran Cárdenas, ya que de la mano del entrenador ovetense, encontró la excelencia sobre una pista de baloncesto. 20 partidos jugando 29 minutos de media, se convirtió en el mejor base de LEB Plata. Guió a los suyos al histórico ascenso del club asturiano a LEB Oro. Sus números 9,6 puntos (54% de 2, 39% de 3, 75% de tiro libre), 3,9 rebotes, 6,4 asistencias y 1,7 balones robados para 16 de valoración, provocando con su habilidad un gran número de faltas recibidas. Fran Cárdenas se convertía en la extensión de Guillermo Arenas en el campo, algo que se veía recompensado con minutos y devuelto con un juego brillante.

Su gran temporada y la confianza que depositaba en él su entrenador, le hicieron volver a probar la experiencia el curso 2013/2014 en LEB Oro, continuando en Oviedo. No podía ir mejor la primera campaña de los asturianos en LEB Oro, que se clasificaban para playoffs, con Fran Cárdenas como director de orquesta. Titular indiscutible, disputando 25 partidos en liga regular estando en pista más de 26 minutos por choque, donde promedió 9,7 puntos (55% de 2, 43% de 3, 80% de tiro libre), 2,2 rebotes, 4,6 asitencias y 1,2 balones robados para 13,6 de valoración.

Por si esto fuera poco, consiguió mejorar todavía más en playoffs, donde Oviedo llegó a disputar 6 partidos antes de ser eliminado en semifinales, jugando más de 27 minutos por encuentro el jugador onubense. Se fue hasta los 10,8 puntos (63% de 2, 47% de 3, 86% de tiro libre), 3,8 rebotes, 3,5 asistencias, 1,2 balones robados para 14,5 de valoración, mostrando un juego, una personalidad y un descaro que invitaban a soñar con cotas más altas.

Y así fue, la siguiente campaña Fran Cárdenas sería contratado por Obradoiro de ACB, cumpliendo de esta forma un sueño. Guillermo Arenas por su parte no era renovado por Oviedo a pesar de los hitos conseguidos. Una combinación que había conseguido sacar lo mejor el uno del otro, razón por la Cárdenas siempre tiene ojos para Arenas y viceversa. De la comunión que había nacido en Oviedo, ya no quedaba nada en el equipo asturiano.

3 temporadas en ACB para Fran Cárdenas

De la campaña 2014 a la 2017, el nuevo base de Levitec Huesca vistió la camiseta de Obradoiro en ACB. No se convirtió en un hombre importante, algo que ya sabía, pero era una oportunidad que no podía dejar escapar. Llegó a ser el jugador más bajo de la liga, en una categoría mucho más física, parte en la que más sufría.

En ninguna de sus campañas llegó a los 10 minutos de media. Eso si, continuó demostrando su velocidad, visión de juego y buena mano que siempre le ha caracterizado. Un total de 53 partidos jugados, con casi 8 minutos de promedio, para 1,5 puntos (31% de 2, 35% de 3, 62% de tiro libre), 0,5 rebotes, 1,4 asistencias y 0,2 robos de balón.

Su mejor encuentro en ACB llegó en su 5º partido en la máxima categoría del baloncesto español. Choque ante Iberostar Tenerife, donde Fran Cárdenas anotó 12 puntos, su record, con 4/5 en triples, a lo que sumó 2 rebotes, 3 asistencias y 1 robo de balón para finalizar con 17 de valoración, en un choque donde fue el mejor de su equipo en la derrota por 63 – 82 ante los isleños. No obstante, su partido con más minutos llegaría en su último curso en ACB, con 22, ante el Unicaja de Málaga, un choque donde llegó a sumar 8 asistencias, su tope en la Liga Endesa.

Tras las 3 campañas, donde ya conoció las mieles de la ACB, y todavía con mucho baloncesto que ofrecer, quería buscar de nuevo ser un hombre importante en un equipo. Esto le animó a dejar la Liga Endesa, y volver a dar un paso atrás, a LEB Oro, una categoría que había dominado antes de dar el gran salto a la mejor liga de España.

Duro retorno a Oviedo de Fran Cárdenas por las lesiones

No había un mejor club para Fran Cárdenas que Oviedo para volver a reencontrarse con ese jugador que lideraba desde el puesto de base a un equipo. No estaba ya Guillermo Arenas en el banquillo, quien ya ocupaba el de Levitec Huesca, pero volvía a una ciudad que lo recibía con los brazos abiertos. El carismático base pronto se metió en el bolsillo de nuevo a la afición carbayona, que veían como el hijo pródigo volvía a la ciudad.

Todo iba a las mil maravillas, hasta que pasada la jornada 14 de la temporada 2017/2018, la rodilla de Fran Cárdenas hacía «crack» en un entrenamiento de la forma más absurda, haciendo una entrada a canasta. Los peores presagios se cumplían y se rompía el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, perdiéndose el resto de temporada. Hasta el momento había jugado todas las jornadas, más de 24 minutos de media, produciendo 8,8 puntos (39% de 2, 55% de 3, 75% de tiro libre), 2,7 rebotes, 4,1 asistencias y 1,2 balones robados para 13,6 de valoración, números muy similares a su última campaña en LEB Oro. A pesar de la grave lesión, Oviedo tuvo un gran gesto con el base onubense, renovándolo para la siguiente campaña.

De esta forma, la temporada 2018/2019 la comenzaba de nuevo en la capital asturiana. Poco a poco iba cogiendo el ritmo de juego en Oviedo, ganando seguridad y se sentía mejor sobre la pista, pero de nuevo la desgracia se cebaba con él. En la jornada 9, y con Araberri de testigo, en una lance del juego, la rodilla volvió a hacer «crack», aunque en este caso sería la izquierda. Lo peor que se esperaba se convertía en realidad, y Fran Cárdenas se rompía el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda, dañando también los meniscos.

Nuevamente palo muy duro para el menudo base, que veía afectada su rodilla sana en el momento que mejor se volvía a sentir en la cancha, y se veía obligado a perderse otra campaña. Hasta ese momento había disputado todas las jornadas, con casi 22 minutos por choque, para un promedio de 4 puntos (36% de 2, 29% de 3, 100% de tiro libre), 1,9 rebotes, 4,1 asistencias y 0,9 balones robados para 6,9 de valoración.

No continúa en Oviedo y elije Huesca, con Guillermo Arenas

En los dos duros golpes, Fran Cárdenas siempre fue animado y apoyado por sus compañeros y su afición, de la que recibió sendos homenajes al poco de producirse ambas lesiones. Al terminar la temporada, Oviedo decidió no seguir contando con sus servicios, y el base se despedía agradecido de una afición que siempre ha estado a su lado, y de un equipo donde ha vivido algunos de los mejores momentos de su carrera deportiva, a la par de haber visto la cara más amarga del deporte.

Desde el momento que se conoció que Fran Cárdenas era libre para elegir nuevo destino, y que sus maltrechas rodillas habían bajado en cierta medida su caché, inasumible hasta el momento para el club oscense, todas las miradas apuntaban a Levitec Huesca. La razón era clara, Guillermo Arenas, su padre baloncestístico, con el que ha salido a la luz el mejor Fran Cárdenas, y con el que mejor relación ha tenido sobre una pista de baloncesto.

Como adelantamos en SportAragón, Guillermo Arenas nunca ha negado su predilección por el rubio base, y parecía cuestión de tiempo que el jugador y el club oscense llegaran a un acuerdo que finalmente se ha llevado a cabo, teniendo en Huesca un jugador de muchos quilates que tiene que reencontrarse de nuevo con el baloncesto, algo que seguro conseguirá porque de todas las caídas que ha sufrido a lo largo de su vida, en todas se ha vuelto a levantar.

Cómo juega Fran Cárdenas, nuevo fichaje de Levitec Huesca

La excelencia en el puesto de base. Definición exacta de lo que es un director de juego, destilando talento en todas sus acciones ofensivas. Gran visión en ataque, con la que consigue hacer mejores a sus compañeros a la par que engrosa el número de asistencias que produce en cada partido. Muy buen juego con el bloqueo, donde disfruta con el «pick&roll» con el jugador interior, pudiendo levantarse también desde el triple sin problemas, tanto desde el bloqueo, como cuando recibe un pase liberado, como en el 1×1, no temblándole el pulso luciendo una gran muñeca desde el triple y rápida mecánica de tiro.

Gran velocidad y arrancada en el 1×1 que le permite superar a sus pares gracias a su buen trato y manejo del balón e internarse entre las defensas rivales para finalizar o asistir. Tremendo talento e inteligencia sobre el parqué, liderando y ordenando a los suyos, mandando los movimientos, siendo el jugador ideal que se convierte en la prolongación del entrenador en la pista.

En defensa, a pesar de su pequeño tamaño, es un jugador intenso, de garra, y luchador, haciéndose fuerte ante cualquier rival, aunque obviamente sufriendo si bases grandes se lo llevan al poste. No obstante su inteligencia también en labores defensivas, dificulta en muchas ocasiones las ventajas físicas que puedan tener sus pares. Gran desplazamiento lateral gracias a su bajo punto de gravedad, rápidas manos y buena lectura del juego rival, pudiéndose adelantar a líneas de pase.

Un jugador de equipo que antepone el éxito global al individual. Muy trabajador, siempre con una sonrisa en la boca y su gracia andaluza, es de los jugadores de equipo que consiguen hacer del vestuario una gran familia. Muy competitivo y con una mentalidad a prueba de bombas, capaz de superar cualquier bache que se le ponga delante. Tiene ante si el ilusionante reto de volver a ser el Fran Cárdenas que todo el mundo quiere ver sobre la pista, y que mejor guionista para lograrlo que Guillermo Arenas, que conoce a la perfección al jugador y sabe cómo sacar lo mejor de él.

Vídeo de Fran Cárdenas

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Comentarios