Banner Embou Cabecera Sección SD Huesca

Así llega el Real Zaragoza al derbi

Actualidad

El Real Zaragoza ha pasado en esta primera vuelta por varios dientes de sierra, con picos de forma muy altos y un bache de resultados importante

Arizon y Gracia TOP Post

Tal y como hacíamos ayer con la SD Huesca, también analizamos cómo llega el Real Zaragoza al derbi. El equipo de Víctor Fernández atraviesa el mejor momento de la temporada, tras haber sumado 10 de los últimos 12 puntos posibles. Dos triunfos consecutivos fuera de casa ante Rayo (0-1) y Dépor (1-3), el empate el casa ante Girona (3-0) tras ir perdiendo 0-2 y la victoria del pasado domingo ante el Racing (2-0).

Banner Ibor Médica – RZ-BZ-FE

Unos datos que le han permitido auparse a la tercera posición de la tabla con 33 puntos, superando a los altoaragoneses, quintos con 32. Pero el camino hasta llegar a esta plaza ha estado lleno de obstáculos y contratiempos.

Así llega el Real Zaragoza al derbi

El inicio de liga fue meteórico con 4 victorias y 1 empate en los primeros 5 enfrentamientos. El equipo contaba con la mejor versión de Kagawa y el trío de ases –Kagawa, Suárez y Dwamena– se entendían cada vez mejor y los tres marcaban frente al Extremadura el 15 de septiembre.

El Lugo llegó a La Romareda, plantó el autobús en la portería y no hubo manera de romper el empate a cero. Los gallegos abusaron de las pérdidas de tiempo y parece que este partido minó la confianza de los zaragocistas. Después, empates ante Oviedo y Málaga para seguir invictos tras ocho jornadas.

Octubre, 4 derrotas en 5 partidos

El mes de octubre fue un mes para el olvido más absoluto. Tras permanecer invictos, llegaban las derrotas en abundancia. 4 tropiezos en 5 encuentros. La imbatibilidad se perdía ante el Cádiz en La Romareda, pero también el Fuenlabrada -encuentro aplazado-, Mirandés y Sporting de Gijón superaron a los aragoneses. Especialmente sonrojantes fueron las derrotas ante Mirandés y Sporting, donde el equipo estuvo completamente a merced.

Para colmo de males, en octubre llegaba un serio contratiempo como es la baja de Raphael Dwamena. El ganhés, uno de los principales deseos de Víctor, se veía obligado a aparcar, al menos por el momento, la práctica del fútbol debido a problemas cardíacos.

Dwamena en el encuentro ante el Málaga. Foto: Real Zaragoza

La victoria ante Las Palmas (3-0) permitía coger alivio y volvía el equipo a enderezar el rumbo. El empate en Almería es de mérito, rival directo por el ascenso directo. Sin embargo, el Albacete se llevaba los tres puntos de La Romareda. Eso si, ya se veía a un equipo muy diferente al que fue superado por Mirandés o Sporting. El Real Zaragoza fue francamente superior a los manchegos. Solo un partido prodigioso de su guardameta Tomeu Nadal evitó que los blanquillos sumaran varios goles.

Y, con los 10 de 12 puntos sumados hasta ahora, se alcanza la situación actual. Todo ello en un contexto en el que Víctor Fernández ha tenido que hacer frente a tres roturas fibrilares del lateral derecho Carlos Vigaray, uno de los puntales del equipo. Kagawa y James Igbekeme son otros dos que físicamente se les ve lejos de su mejor versión.

Cristian y Ratón

Cristian Álvarez sigue siendo un muro en la portería, aunque también ha sufrido una rotura fibrilar en el choque ante el Girona que ha supuesto la entrada en el once de Ratón. El gallego, pese a un fallo en el gol del Albacete, ha cumplido con buena nota en sus minutos.

La cara de esta primera vuelta la ponen dos canteranos: Raúl Guti y Enrique Clemente. El primero es el pulmón inagotable del equipo, capaz de estar en todas partes y llegar a todo. El segundo, pese a su juventud, aprovecha sus oportunidades ante la lesión de Atienza y los errores de Guitián y Grippo. El último en llegar, Javi Puado, se ha adaptado como pez en el agua, con 2 goles y 1 asistencia.

Luis Suárez, mención de honor

Y la mención de honor es para Luis Suárez. 13 goles lleva ya en la presente temporada, con una progresión con la que superaría los 22 goles de Borja Iglesias en la temporada 17/18. El colombiano es capaz de todo. Pelea, lucha, se sacrifica como el que más. Con o sin Dwamena. Con o sin Kagawa. Con o sin Puado. No se queja, ha venido para trabajar, competir a muerte y esto le ha llevado a ganarse el cariño de una afición que se ve plenamente representada con el punta. Podrá fallar penaltis, pero no se esconde, sigue peleando y termina encontrando el gol de otra manera. Sublime.

Luis Suárez sale a La Romareda. El colombiano abrió el marcador contra el Rácing en el 19. Foto: LFP

El camino ha sido complicado, pero se ha reconducido la situación a tiempo. Podría haber sido mejor, pero también peor. Ahora ya da igual, solo importa el presente. Y el presente es el derbi aragonés entre Huesca y Real Zaragoza de este domingo a las 16.00. Ahí están puestos todos los sentidos y sentimientos.

Mostrar Comentarios