Banner Embou Cabecera Sección SD Huesca

Dos goles para agitar la siesta

SD Huesca
1
1
Sporting
FINAL

Florian Miguel adelantó a la SD Huesca contra un Sporting necesitado de la victoria y que tuvo la última jugada para llevarse el partido

Arizon y Gracia TOP Post

Los dos goles del empate entre el Huesca y el Sporting al menos sirvieron para agitar la siesta de un partido espeso. Esos 50 puntos con los que el Huesca esperó al Sporting son los que ansía el equipo de Abelardo. Es la zona segura de la permanencia. Quién se lo iba a decir a ambos onces al inicio de la temporada. Unos porque representan a un cierto orden nuevo en el fútbol, otros porque quieren volver a ser lo que fueron.

Banner Eurocamión – Oscauto – Post SD Huesca

Y así se vieron las caras en el coqueto Alcoraz altoaragoneses y asturianos. Xisco insufla tensión a sus jugadores por lo que supone quedar lo más alto posible en la clasificación. No nos vamos a engañar. Cuanto más alto, más dinero y este fútbol de hoy -como el de casi siempre, se mueve por la billetera- así que hay que ganar siempre… que se pueda.

El Huesca recuperó para el partido a Marc Mateu. Con el zurdo de inicio, la misma estructura de equipo y de intención de juego en un partido que se espesó pronto, demasiado pronto. Con el balón más cosido a las botas de los jugadores locales, la realidad es que se pisó poco el área rival.

El mayor peligro para los locales fue una cesión de cabeza de Ignasi Miquel a Andrés que acabó en córner. A las 16.00 de un sábado de mayo, un partido así cogía pintas de convertirse en un castañazo. Se necesitaba que alguien agitara algo. Que a Mateu no le pitaran un fuera de juego para progresar por su banda, que Seoane sacara una genialidad en algún pase, que Escriche sorprendiera. Algo, por mínimo que fuera, para darse una alegría.

Y al filo de la media hora llegó la primera oportunidad clara del Huesca. Marc Mateu se escapó por su banda, tensó el centro a la cabeza de un Escriche que mando el balón muy cerquita de la cepa izquierda de Cuéllar. La bola fue de dentro a fuera. No entró por muy poquito un balón que seguro hubiera agitado más el encuentro. El Sporting respondió al filo del 40 desde el córner. La bola le llegó a Djuka que esperaba en el segundo palo y su borceguí fue al aire mientras el cuero le rebasaba.

Pinturas Grasa Post

Gol de Florian Miguel

Fueron dos anécdotas de un partido que se volvió bronco. Un par de entradas feas -firmadas por Ratiu y Rodríguez- quizá se merecieron algo más que señalar la falta respectiva. Por fortuna no fue a más, quizá, porque pronto llegó el descanso y la esperanza de que el segundo acto fuera netamente distinto a lo visto hasta entonces.

Y pronto cambió la cara del marcador. Un córner botado por Marc Mateu al centro de la defensa del Sporting sirvió para que Florian Miquel la clavara de cabeza ante la pasividad de Cuéllar. El segundo tanto en liga del galo. Que el 1-0 iba a cambiar el partido era lo lógico. A los asturianos no les bastaba con estar agazapados a la búsqueda de la contra y el Huesca tendría más espacios para buscar el segundo. Al menos esa era la teoría.

Xisco quitó a Valentín que, ni corrió ni se le vio por la banda derecha, y puso sobre el prado a Joaquín. Que el Sporting iba a apretar más estaba claro, que iba a hacerlo con peligro no tanto. Andrés Fernández repelió una buena ocasión a Guillermo Rosas y el Huesca buscó copiar la acción del gol para ampliar la diferencia en un partido que clamaba por finalizar y salir a saborear lo que quedaba de la buena tarde en Huesca.

El Sporting rozó la victoria

Con la entrada de Gaich al campo y Rico por Escriche y Mosquera, el Huesca cambiaba nombres y el argentino recibía minutos para ganar en confianza, tanto él como la grada. El Sporting se estiró, hizo una buena llegada, la defensa del Huesca se apelotonó en el área y el balón fue a Pedro Díaz que conectó un disparo duro y seco para que Andrés cogiera el balón del fondo de su red. A seis minutos para el final, la tarde se estropeaba, la placidez acababa y la tensión subía. Si quería escalar en la tabla, el Huesca se atrancó. Y pudo ser peor. Andrés Fernández le sacó un balón de gol a Aitor García en una contra cuando el partido expiraba. Quien lo iba a decir que las tablas finales iba a ser un buen resultado.

Ficha técnica

SD Huesca: Andrés Fernández; Ratiu, Insua, Ignasi Miquel, Florian; Valentín (Joaquín 57’), Timor (Pablo Martínez 80’), Mosquera (Rico 71’), Marc Mateu; Escriche (Gaich 71’), Seoane.

Sporting Gijón: Cuéllar; Kravets, Borja, Berrocal (Campuzano 81’), Rosas; Rodríguez (gaspar 68’), Pedro Díaz, Gragera, Aitor García; Rivera (Villalva 55’), Djurdjevic.

Goles: 1-0 min 50 Florian Miquel. 1-1 min. 83 Pedro Díaz

Árbitro: Raúl Martín González. Amarilla Berrocal 24’.

Elige al mejor jugador de la SD Huesca

Si no te quieres aburrir vente a #BalonesFuera

Escar Automóviles
Mostrar Comentarios