Duelo de rachas

Levitec Huesca - Leyma Coruña

3 victorias consecutivas los oscenses, 5 los gallegos, y con Levitec Huesca sin conocer la derrota como local, toda una batalla de buenas sensaciones

Banner Podoactiva TOP Post

Regalo o carbón, sin duda será el premio final para este partido que se disputa el día de Reyes, 6 de enero, en horario matinal, 12:15 horas, en un Palacio de los Deportes de Huesca que espera el apoyo de los suyos, como bien dijo Guillermo Arenas, animando a la afición a asistir al templo peñista después de abrir los regalos en un día tan señalado, para asistir a un Levitec Huesca contra Leyma Coruña, equipos inmersos en rachas positivas, con unas estadísticas muy similares aunque con una posición en la tabla bastante diferente.

Por parte de Levitec Huesca, su posición es difícilmente mejorable, un tercer puesto con 11 triunfos y 4 derrotas, venciendo en los 3 últimos choques, con opciones de entrar en la Copa Princesa, y con su pabellón inexpugnable hasta el momento. Leyma Coruña en cambio no se encuentra en un lugar tan cómodo, puesto 13, con 6 victorias y 9 derrotas, pero en su mejor momento de la temporada, con 5 triunfos consecutivos, que le han permitido salir de un descenso que desde luego no era el puesto a ocupar por la calidad del plantel, algo que se ha conseguido a base de esfuerzo, de la llegada de refuerzos como Jeff Xavier y de la recuperación de lesión de Zach Monaghan sobretodo a quien echaron mucho de menos.

Ambos conjuntos presentan dudas en sus filas, que no se sabrá si finalmente juegan hasta el mismo día de partido. En el cuadro oscense, el frío ha hecho mella en Tyler Haws y Phil Hartwich, con fuertes resfriados que les han apartado de los entrenamientos, mientras que en los coruñeses, Sergi Pino no se ha ejercitado en toda la semana tras su lesión en el último partido, y puede que incluso ni viaje a Huesca. El resto en principio estarán aptos para vestirse de corto.

El plantel de Leyma Coruña es amplio y de muchos quilates, empezando por el banquillo, donde encontramos a Gustavo Aranzana, un veterano de los banquillos que ahora se enfrenta a los peñistas en LEB Oro, pero con los que se ha visto la cara en ACB, tanto en el pabellón del parque como en el actual. En el base el americano Zach Monaghan es quien lleva la batuta con un buen número de minutos en pista, jugador eléctrico, con mucha potencia de salto, muy intenso y con un buen abanico de recursos ofensivos, que jugará su quinto partido de la temporada tras recuperarse de una lesión, teniendo como compañero a quien hasta ahora se tenía que multiplicar, un Pablo Ferreiro que ha bajado mucho su caudal de minutos, dando los minutos de descanso necesarios a su compañero. Por fuera el americano Jeff Xavier llegó a final de noviembre para sumar experiencia, octava temporada en LEB Oro, y calidad a raudales, con el fin de revertir la situación de los coruñeses, con grandes cualidades ofensivas que le permiten anotar de todos los colores luciendo una espectacular muñeca desde la distancia, como su compañero el americano Ty Sabin, anotador compulsivo con buena mano y con el aro entre ceja y ceja. Más experiencia suma Andrés Miso, con pasado ACB y asentado hace unos años en LEB Oro, muy inteligente en la pista y con un rol secundario, aunque sea capaz de echarse el equipo a la espalda, una veteranía que también tiene Sergi Pino, trotamundos de la categoría, jugador de carácter y garra, duro y atrevido de cara al aro, sabiendo a la perfección como actuar en cada momento. Cierran la línea exterior dos jóvenes, el suizo Axel Louissaint, muy atlético que sabe aprovechar muy bien su físico tanto en ataque como en defensa, y Carlos Martínez, alero alto de los que suman muchos intangibles en la pista cuando están. Por dentro, un ex-peñista como el bosnio Mirza Bulic suma energía, versatilidad, gran envergadura, puntos y rebotes, con mano desde el triple incluido, algo que comparte con el británico Quinton Stephens, habitual de las ligas de verano NBA, jugador muy elástico con buen físico, que anota y rebotea por igual, sumando desde cualquier lado de la pista, con buenos movimientos en el interior y levantándose sin problemas desde el exterior. Como más interiores, encontramos al dominicano Jonathan Araujo, fuerza, largos brazos, poder de intimidación y buena muñeca desde media distancia lanzando desde el triple de forma esporádica incluso, teniendo como pívot puro al brasileño Michael Uchendu, cedido por el ACB Obradoiro, músculo en la pintura al que le gusta anotar cerca del aro, con gran capacidad de rebote y buena intensidad en su juego.

Nos espera un partido de iguales, entre conjuntos que estadísticamente muestran mucha igualdad en puntos anotados, recibibos, rebotes, asistencias… un bonito choque que seguro se definirá por detalles. Los oscenses querrán poner su ritmo, a pesar de que la plantilla de los coruñeses sea más larga al disponer de 12 fichas que Gustavo Aranzana utiliza sin problemas. Quien más acierto tenga y quien mejor proteja su rebote, tendrá el partido en su mano, siendo importante para ello el apoyo de la afición, que haga de sexto jugador y que permita a los oscenses 3 cosas, continuar con la racha positiva, seguir como invicto en casa, y continuar con opciones de jugar la Copa Princesa, sin duda un gran regalo de Reyes para todos los seguidores, que esperan que el carbón de este día tan señalado se vaya hasta tierras gallegas.

Destacados

El líder
Zach Monaghan, el faro del equipo, le echaron de menos por lesión y está de vuelta, capacidad de penetración, lanzamiento exterior, velocidad de movimientos y mucho temperamento.

La garra
Quinton Stephens, luchador, pelea todos los balones razón por la que suma muchos rebotes, además anota con solvencia con un buen catálogo ofensivo, sumando defensa muy física.

El tirador
Jeff Xavier, llegó en noviembre y empezó a demostrar el por qué de su calidad, destacando desde el inicio en el triple donde está por encima del 50% de acierto.

El tapado
Mirza Bulic, entre tanto nombre importante y con todos recuperados, pasa más desapercibido, pero está asentado en LEB Oro y comprometido con el equipo, capaz de hacer mucho daño.