Banner Embou Cabecera Sección SD Huesca

- Publicidad -

Dylan Ennis emula a DJ Seeley en Lublin

Casademont
78
75
Novgorod
FINAL

Victoria del Casademont Zaragoza ante el Nizhny Novgorod en un partido que llegó a perder por 13 puntos y caía de 7 a falta de 3 minutos. Dylan Ennis lograba el triple de la victoria a falta de 9 décimas

Tremendo sufrimiento del Casademont Zaragoza para superar a un Nizhny Novgorod que competía tras un periodo de inactividad. Victoria, que es lo más importante, por 78-75, en un partido que llegó a perderse de 13 puntos en un nefasto segundo cuarto. Un brillante tercer cuarto puso a Casademont por delante, pero de nuevo la desventaja llegó a los 7 puntos a falta de 3.46 minutos. El ‘small ball’ de Hernández ha funcionado y con un triple de Dylan Ennis (tal y como sucedió en Lublin con Seeley), el equipo sellaba el triunfo.

Banner Ibor Médica – RZ-BZ-FE

Casademont Zaragoza saltaba a pista con San Miguel, Ennis, Brussino, Benzing y Thompson. El inicio estaba marcado por los fallos de los dos equipos, con faltas en ataque que les caían a Brussino y Thompson. Gavrilovic se mostraba como el más incisivo de los rusos, mientras que la anotación en Casademont iba repartida (9-7). Los cambios entraban con ganas. Luka Rupnik anotaba de tres y Hlinason se hacía grande en la zona colocando un tapón (15-14). El lanzamiento final de Komolov no entraba y se terminaba el cuarto 17-16.

Ennis, en una acrobática posición de lanzamiento. Foto: FIBA

Luka Rupnik anotaba un triple (23-18), y en sus siguientes acciones encadenó varios intentos individuales como primera opción. Nizhny Novgorod lo aprovechaba y lograba un parcial de 0-8 (23-25). Komolov veía el aro como una piscina y Casademont se precipitaba y perdía balones en exceso (25-32).

Parcial de 2-17

Baburin, desde el triple, ampliaba el parcial al 2-17 (25-35). Los rojillos seguían con muchos problemas para defender el bloqueo directo. Con 27-40, Sergio Hernández pedía tiempo muerto. Jason Thompson, con 4 puntos consecutivos -incluido un mate- provocaba ahora el tiempo muerto ruso (31-40). Entre Shepherd y Thompson, se llegaba con 33-44 al descanso.

Robin Benzing, inconmensurable en el tercer cuarto, habla con Ennis. Foto: FIBA

La arenga de El Oveja en el descanso no surtía efecto. Casademont Zaragoza aparecía atascado en ataque en el tercer cuarto. Pérdidas de balón, Nizhny Novgorod capturaba rebotes en ataque y Thompson cometía una nueva falta en ataque. Esto provocaba que Sergio Hernández apostase por el ‘small ball’ con Barreiro y Benzing de interiores (35-48).

Parcial de 15-0

Este movimiento técnico funcionaba. Benzing se echaba el equipo a sus espaldas y Seeley se intensificaba en defensa robando un gran balón. El ala pívot alemán, metiendo puntos de todas las formas y colores, culminaba la remontada con un triple (50-48). Era un parcial de 15-0. Gravrilovic anotaba de tres para situar el 54-55 a falta de diez minutos.

Lesión de Nico Brussino

De nuevo Gravrilovic, y Komolov, endosaban desde el perímetro tras una serie de rebotes ofensivos (56-61). Los minutos sin Brussino ni Benzing resultaron letales. El equipo tiraba triples con poco criterio, no buscaba a Hlinason dentro, y a los rusos les entraba todo (58-67). Lo peor de todo ya no era el resultado, sino que además se lesionaba Nico Brussino quien se marchaba sin poder apoyar el tobillo (62-69).

Tryggvi Hlinason coloca un tapón. Foto: FIBA

Ni siquiera los árbitros acertaban. Una más que probable falta en ataque de Shepherd se la señalaban a Benzing en defensa. Strebkov ampliaba la renta a siete puntos a falta de 3.46 minutos (66-73). Una espectacular defensa unido a las brillantes acciones de Ennis, Seeley y Benzing permitían empatar el choque (75-75). Todavía quedaba el colofón. Dylan Ennis, desde nueve metros, firmaba un triplazo para ganar el partido a falta de nueve décimas (78-75).

Estadísticas del Casademont Zaragoza. Fuente: FIBA

 

Mostrar Comentarios