- Publicidad -

El anfitrión, obstáculo para la final

AEK
-
-
Casademont
V - 20:30

Casademont Zaragoza se mide al anfitrión, un AEK Atenas plagado de jugadores veteranos de Euroliga, buscando el pase a la gran final de BCL

Lo de ayer fue espectacular, pero Casademont Zaragoza debe resetear, ni dejarse llevar por la euforia y volver a empezar. Enfrente AEK Atenas. En Ginebra fue PAOK y hoy, cerca de 30 años después y a partir de las 20.30 hora española, el destino ha colocado otro equipo griego en el camino.

Un conjunto «mayor» por la edad de sus jugadores, pero con muchísimo talento y baloncesto a sus espaldas, además de una rotación bastante más amplia que la de los aragoneses. 11 jugadores por encima de los 10 minutos de juego en su partido de cuartos.

Juego exterior

Para empezar, en la posición de uno, figura un MVP de Final Four de Euroliga y finales de la Eurocup como Tyrese Rice. Sobran las presentaciones con este señor y si está conectado al partido, «Houston, Houston, tenemos un problema».

A su lado, otros dos nombres que nos suenan a todos y mucho. Pasado en Real Madrid y Olympiakos respectivamente, Jonas Maciulis y Matt Lojeski son nombres que retumban y asustan al ver el roster del cuadro griego.

Complementándolos, Ghikas, el veteranísimo Nikos Zisis. Y por si fuera poco en su juego fuera de la pintura, una de las joyas de la corona y un anotador tremendo como Keith Langford.

Juego interior

Revisando la plantilla ateniense, preocupa bastante su potencia en la pintura para la que será clave un Thompson/Hlinasson al nivel que ofrecieron en cuartos de final o por encima.

Los 2,11 que presenta Moreira y la potencia que ofrecen Marcus Slaughter y Vlado Jankovic son armas muy a tener vigiladas por parte de Casademont Zaragoza.

Trygvi Hlinason recibe un golpe de Dani Díez este jueves. Foto: FIBA

En definitiva, una plantilla muy veterana, pero más larga y algo más descansada que la de Casademont. No será sencillo tumbarla y los nombres que la forman la refrendan, pero ese es el objetivo y por ello pelearán y se dejarán el alma en la pista los hombres de Diego Ocampo, que no tienen bajas a excepción de Konate que presumiblemente volverá a ser el descarte. A un partido de una final europea.