- Publicidad -

El esfuerzo innegociable de Fisac

Reacciones Casademont Zaragoza 89-83 Barcelona

El entrenador de Casademont Zaragoza, Porfirio Fisac, habla de la alegría y el sacrificio de su equipo tras vencer al Barcelona

Porfirio Fisac, entrenador de Casademont Zaragoza, estaba feliz (y afónico) tras la victoria de su equipo ante el Barcelona. Algo que no se producía en el Pabellón Príncipe Felipe desde la temporada 2013 -2014.

«Hemos tenido siempre muy buenas ideas defensivas, limitando los tiros de tres del Barcelona. Hemos tenido la fortuna de que no han estado acertados, eso nos ha permitido crecernos. La diferencia en el partido ha estado en que hemos sido muy sólidos en el rebote. La diferencia en este aspecto ha conllevado que siguiéramos jugando más posesiones que ellos y tuviéramos más opciones de ganar», aseguraba Porfirio Fisac tras la victoria ante el Barcelona.

Fisac considera además que «el exceso de afán desde el tiro de tres les ha hecho desunirse en los ataques». «A nosotros nos ha pasado lo contrario, podíamos correr ante sus fallos. Hemos tenido alegría y hemos llegado casi a un partido perfecto», aseguraba el entrenador rojillo.

«Hemos estado muy sólidos, jugándonos acciones en las que forzábamos mucho el uno contra uno. No podíamos dejar que nos anotarán con facilidad y en eso, el trabajo en el rebote ha sido muy importante sin duda. Hemos buscado romper su hegemonía como equipo», afirmaba Fisac en rueda de prensa.

El papel de los jóvenes, clave para Fisac

Fisac ha tenido también palabras de apoyo hacía Javi García: «Ha sufrido la muerte de un familiar y a pesar de ello, ha querido estar con nosotros. Hay que reconocer estas cosas». El trabajo que también ha reconocido el míster es el de todos los jóvenes jugadores de la plantilla rojilla.

«La gente joven marca la diferencia dando pasos hacia adelante. No hace falta creer porque te lo dan todo. Pueden llegar a ser grandísimos jugadores. Vamos a tener paciencia y prudencia, pero hacen partidazos y crecen día a día», reconocía Fisac sobre los jugadores más jóvenes del equipo.

De cara a la cita europea de este miércoles en el Pabellón Príncipe Felipe, Fisac solo tiene un deseo: «Le pido a Dios no tener lesionados. Perder jugadores no es bueno. No quiero pagar esos peajes. Prefiero perder un partido y no tener lesionados. Barrerio y Fran, tal y como han terminado el partido, nos conllevarán dificultades de cara al miércoles. Sin embargo, en casa hay cosas que no se negocian. Esté quien esté en pista, debemos tener energía y esfuerzo».

Mostrar Comentarios