Comarca de las Cinco Villas – Julio 2019

- Publicidad -

Emoción para un final infeliz: la historia de nunca acabar

Actualidad

El público de El Alcoraz pasó de la cresta de la ola al punto más bajo en el empate del Huesca contra el Celta.

Policlinica Altoaragon top post

La SD Huesca empató este miércoles con el Celta en casa y no pudo sumar tres puntos que se antojaban vitales para la lucha por la permanencia. Al cuadro de Francisco, de nuevo, se le escaparon dos puntos cuando parecían que ya los tenían amarrados después de desatar la locura en El Alcoraz. Una estadística que se está repitiendo demasiado últimamente.

Bar Álvaro

Con el 3-2 y después de 10 minutos apoteósicos en los que el Huesca pasó del 0-2 a tener ventaja, el Celta empató a tres. Al final, Enric Gallego, en dos ocasiones, pudo dar la ventaja final a los de Francisco. Y no es la primera vez que les ocurre.

De hecho, hace menos de una semana, Karim Benzema dilapidó las opciones oscenses de sacar un punto en el Bernabéu con un gol en el último minuto. Por su parte, Guidetti rompió el empate entre el Huesca y el Alavés en el minuto 80 del antepenúltimo partido liguero.

La resaca del 2018

Si en 2019 el Huesca ha visto ya tres veces como se evaporaban uno o dos puntos en la recta final de encuentro, en la recta final de 2018 fue más de lo mismo.

Contra el Villarreal en casa, aunque fue el Huesca el que empató en el 94, encajó el 1-2 en el 81 cuando tenía el partido controlado y jugaba con uno más. Siete días después, Pizzini arrebata al equipo de Francisco el empate en Mestalla en la última jugada.

Jorge Molina también enfrió El Alcoraz con su gol en el 91, mientras que los 32 disparos del Huesca contra el Levante se quedaron, como se suele decir, en agua de borraja.

Al final y con la calculadora en la mano, la SD Huesca se ha dejado muchos puntos en partidos controlados; puntos que, a la postre, habrían colocado a los de Francisco en la frontera o fuera del descenso.

Comentarios