Entrenamientos enfocados a preparar la tensión psicológica de la competición

PSICOLOGÍA DEPORTIVA

La psicología deportiva se encuentra en un momento de auge y aumenta la demanda de profesionales cualificados

No es una novedad que los entrenamientos deportivos han evolucionado en las últimas décadas, incorporando nuevos elementos que resultan importantes para el desempeño de los jugadores. La parte física se ha servido del conocimiento de las diversas investigaciones realizadas y, por ello, se trabaja de forma diferente. También las estrategias de cara a los enfrentamientos con los rivales se preparan de forma más sofisticada y con nuevos medios.

Pero si hay un elemento en el que se ha puesto el foco en los últimos tiempos a la hora de preparar a los deportistas ese es el aspecto psicológico. No podemos olvidar cómo los jugadores profesionales y/o competidores de élite están sometidos a una gran presión, y en ello, la capacidad de concentración, la motivación y factores como el liderazgo y, por supuesto, la gestión de las emociones, entre otros, tienen un papel capital.

Recientemente, el reconocido psicólogo deportivo David Llopis concedió una entrevista en la que destacaba la importancia de integrar el componente psicológico en los entrenamientos para la competición. El entrevistado, además de la tarea que realiza en el club Levante UD, es profesor de la Universidad de Valencia y director del Máster de Psicología Deportiva en Florida Universitaria, y reconoce que hay una mayor aceptación por parte de los clubes y federaciones a las recomendaciones que vienen desarrollándose desde su campo en los últimos tiempos, lo cual hace que sus servicios sean reclamados desde diferentes disciplinas, además de la del fútbol, como el ciclismo o el baloncesto.

Own work, Photo by Elemaki / José Porras
Own work, Photo by Elemaki / José Porras

Precisamente, dentro del mundo de la canasta, Llopis participó hace pocos meses en un Clinic en Valencia dedicado al Baloncesto, al que acudieron profesionales internacionales de esta disciplina (incluso de equipos como Los Angeles Lakers o el CSKA Moscú), que incluían entrenadores y otras figuras relacionadas con este deporte. Siendo el único participante que trataba el aspecto psicológico de la competición, su ponencia tuvo muy buena acogida, y estamos convencidos de que los entrenadores europeos tomaron buena nota de los conocimientos que quiso trasladarles para los enfrentamientos de la próxima fase regular de la Euroliga. A fin de cuentas, estas competiciones representan una importante carga de presión tanto para los jugadores como para el cuerpo técnico, y gestionar este aspecto puede representar una ventaja competitiva y aportar una mayor armonía al equipo.

Precisamente, los entrenadores de los clubes son muy receptivos a estos conocimientos; es por ello que ha habido un aumento de la oferta de formación para estos profesionales. Clubes como el Valencia CF o la Escuela Universitaria Real Madrid Universidad Europea están impartiendo cursos, o incluso másteres, de Coaching Deportivo y psicología aplicada al deporte, con vistas a que se incorpore la preparación en estos aspectos de cara a los entrenamientos de las competiciones de primer nivel, pero también para preparar a los futuros profesionales del deporte en categorías inferiores.

Evidentemente, la necesidad no ha aparecido de un día para otro, los resultados obtenidos por algunos psicólogos deportivos en la alta competición han animado a diferente deportistas y clubes a incorporar sus servicios. Y hoy ya tenemos diferentes ejemplos de ello: en un artículo del Colegio Oficial de Psicólogos se hace mención a la bicampeona mundial de bádminton Carolina Marín, al tenista Feliciano López o a clubes como el Real Betis Balompié o el Fútbol Club Barcelona. El mismo artículo, muy recomendable, nos define con gran precisión qué es la psicología deportiva, sus funciones y sus áreas de actuación, así como su evolución desde su aparición, a principios del siglo pasado, hasta el presente.

Así pues, nos encontramos ante una disciplina que, a pesar de no ser nueva, ha tenido que superar, históricamente, muchos obstáculos y cierta condescendencia por parte de organismos que subestimaron su utilidad; sin embargo, hoy se encuentra en un momento en el que existe una creciente demanda de su cuerpo de conocimientos en aras de conseguir cierta ventaja competitiva de cara a los rivales, así como un mayor bienestar mental para los deportistas. Definitivamente, el psicólogo deportivo ya no es el gran desconocido dentro el mundo del deporte.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Acepto!Leer más