Banner TUMASA 2021 Portada

- Publicidad -

La pesadilla toca a su fin

PERMANENCIA

El Real Zaragoza acaricia la salvación beneficiado por los resultados de los rivales directos: Castellón, Albacete, Sabadell, Alcorcón y Logroñés. Una victoria el jueves ante el CD Castellón confirmaría matemáticamente la salvación

Arizon y Gracia TOP Post

A seis puntos del descenso y tres jornadas en juego. Esto es lo que le queda al Real Zaragoza para lograr la permanencia después de ganar por 0 a 2 ante la UD Las Palmas. Tres puntos que tienen aún más valor después de los resultados de la jornada. Derrota del CD Castellón ante la SD Ponferradina (0-2) y empate del Albacete en Almería (1-1) el sábado. Mientras que el domingo el CE Sabadell caía ante el CD Tenerife (0-2), la AD Alcorcón en Mallorca y la UD Logroñés en Butarque (3-0). Asimismo, los blanquillos dependen de si mismos para certificar la permanencia el próximo jueves ante el CD Castellón a las 21:30 horas en La Romareda.

Banner Podoactiva Interior Post

El Real Zaragoza es decimoquinto con 47 puntos empatado con el Real Oviedo, equipo con el que tiene perdido el golaverage y tiene que jugar aún con el Málaga CF. Ahora bien, la jornada 40 presenta tres duelos directos, en los que sí los resultados acompañan y los zaragocistas ganan, la entidad blanquilla mantendrá su presencia en Segunda División la próxima temporada. Albacete BP – CD Lugo, AD Alcorcón – CE Sabadell y Real Zaragoza – CD Castellón son los partidos clave en la pelea por la permanencia. 

Si todo va bien, el duelo ante el CD Castellón pondría fin a una temporada muy dura para el zaragocismo. Todo lo que no sea sumar tres puntos retrasaría sellar la permanencia a no ser que los perseguidores del Real Zaragoza pierdan sus partidos o en el caso de los duelos directos, empaten. Si no se consiguiese el objetivo, la visita a Mallorca sería crucial en la que todo apunta a que los baleares serán equipo de Primera División, ya que solo necesitan un punto para conseguir el ascenso.

Los cálculos del Real Zaragoza

Más que nunca, el Real Zaragoza necesita sumar tres puntos ante un rival directo. En este tipo de partidos y más a estas alturas de temporada, existe mucha presión para los equipos que se juegan la categoría. Los blanquillos quieren aprovechar el factor Romareda para firmar la salvación en su estadio. Los blanquillos jugarán el jueves, por lo que se podría dar que antes de jugar ante el CD Castellón la permanencia ya se hubiese conseguido.

Francho Serrano controla un balón ante el CD Castellón. Foto: LaLiga SmarBank

Todo va a depender de lo que hagan UD Logroñés, CE Sabadell y CD Lugo, equipos que marcan el descenso. El Albacete, colista de la categoría, aún ganando los nueve puntos en juego sumaría 46 puntos, por lo que no alcanzaría a los aragoneses. Tres puntos del Real Zaragoza certificarían la permanencia independientemente de lo que hagan Logroñés, Sabadell y Lugo. Aunque el Lugo gane ya no podría alcanzar al Zaragoza. Sí podrían llegar a empatarle a 50 puntos Logroñés y Sabadell, pero tanto en el caso de empate con alguno de estos equipos como en el supuesto de un triple empate, son los blanquillos quienes salen beneficiados. En el caso de rocambolescos empates con otros equipos como el Alcorcón o el Cartagena también es el Zaragoza quien ganaría el golaverage.

Sin embargo, un empate también le valdría al Real Zaragoza. En este caso, necesitaría que Lugo, Logroñés y Sabadell empatasen o perdiesen sus partidos.

También entra en juego la posibilidad de la derrota. Si el Real Zaragoza no gana el jueves en La Romareda ante el CD Castellón, necesitaría que se diesen una serie de resultados para conseguir la permanencia sin alcanzar los 50 puntos. Para ello deberían perder Logroñés y Sabadell, además de que el Lugo no sumase los tres puntos. Muchas combinaciones para un solo objetivo, que no puede ser otro que la salvación del conjunto aragonés. 

A tres partidos del final de Liga el Real Zaragoza no pueden fallar. A estas alturas necesitan una victoria para poner punto y final a un temporada que va a ser un alivio para la afición. Jugar en La Romareda, aunque sea entre semana, no impedirá a los zaragocistas acercarse a animar a su equipo. Algo que, como llevan demostrando durante todo el año, supone un plus de motivación en una temporada marcada por los partidos a puerta cerrada.

Mostrar Comentarios