Banner Podoactiva

- Publicidad -

Podoactiva Cortinillas Laterales
Podoactiva Cortinillas Laterales

Las cosas que no le gustan a Víctor Fernández

Actualidad

El entrenador del Real Zaragoza, Víctor Fernández, pone voz a la situación del equipo y a las nuevas normativas

Víctor Fernández sigue firme en que su futuro se sabrá cuando acabe esta liga. Que siga o no en el banquillo del Real Zaragoza pasa por ese punto final. A partir de allí, lo anunciará. Hasta entonces, la cabeza solo en el objetivo del ascenso. La competición está cada vez más cerca de reanudarse y el técnico maño tiene claro que será más importante saber adaptarse a las nuevas circunstancias que ganar el primer partido.

«Siempre es importante comenzar ganando pero más importante que hacerlo es demostrar que se es un equipo campeón adaptándose a cualquier circunstancia y escenario. Nosotros tenemos que hacer ese esfuerzo para el fútbol silencioso, como le llamo yo», ha destacado en una entrevista realizada por el Real Zaragoza con preguntas previas de los medios de comunicación.

El técnico zaragocista ha incidido en que aunque siempre es importante comenzar ganando porque la competición es muy corta, los grandes equipos son los que se adaptan «a cualquier circunstancia». Víctor Fernández lamenta, sin embargo, que se vaya a ver un fútbol «desnaturalizado». Y es que si hay algo que diferencia al fútbol de cualquier otro deporte. «Lo que le hace realmente extraordinario y diferente es el público, el ruido, la pasión, el colorido«, precisó. Ahora, las gradas estarán vacías.

Sin público

El hecho de jugar si público es «un factor a considerar y más, como es nuestro caso, cuando tenemos en cada partido 28.000 personas. Esto supone una gran presión al rival e incluso de condicionante al árbitro, y lo digo con el máximo respeto a la figura de éste último. La afición tiene un papel fantástico. A mí me transmite tristeza ver partidos de fútbol sin gente pero es lo que toca y a lo que hay que habituarse», ha dicho.

Para Víctor Fernández una de las claves para un mejor funcionamiento sobre el césped va a ser el apartado físico. Defiende que los equipos más rápidos, con más calidad física y más talentosos a nivel técnico van a tener muchas ventajas. Pero advierte que será tanto o más importante aquellos que tengan una «gran fuerza mental» para adaptarse a este nuevo escenario. «Eso solo lo tienen los buenos y yo estoy convencido de que el Zaragoza tiene todo eso», ha destacado.

El entrenador ‘blanquillo’ opina también que todos los preparadores se encuentran ante un escenario «inédito e imprevisible donde no hay ningún manual de actuación ni guía«. «Lo que cambia es cómo han llegado los futbolistas después de un confinamiento. Esto no lo habíamos sufrido en nuestra vida y eso tiene una factura física y mental. Es la gran incertidumbre con la que nos enfrentamos», asegura.

En relación al regreso a la competición, lamentó que no se haya pedido la opinión de los entrenadores en los protocolos elaborados para la vuelta al trabajo. Sobre todo en una sociedad marcada por el diálogo, el consenso y la comunicación. «La LFP debería haber tenido la delicadeza de habernos consultado a los entrenadores, que somos los gestores de grupos humanos. Habría sido interesante a pesar de que me consta de han desarrollado un trabajo de muchísimas horas, porque su protocolo, que es espectacular es también, en muchos aspectos, inviable y en otros mejorable y creo que los entrenadores podríamos haberlo mejorado», ha resaltado.

Cinco cambios «sin fundamento»

El entrenador del Real Zaragoza le da una gran importancia a conocer la fecha del regreso a la competición para saber cómo tiene que planificar los entrenamientos, y más teniendo en cuenta que no se van a poder disputar partidos amistosos previos.

Al técnico zaragocista no le gusta la nueva normativa de los cinco cambios que regirá en la vuelta al campeonato. Opina que «no tiene ningún tipo de fundamento» porque se ha disputado el 74 % de la temporada con unas reglas y que lo que falta se debería de jugar exactamente igual para salvaguardar «la integridad de la competición». «Tenemos precedentes todas las temporadas con los Mundiales o las Eurocopas que se juegan en el verano después de temporadas súper agresivas y con tres cambios. Además, es una medida muy favorecedora para aquellos equipos que tengan plantillas extraordinarias en cuanto a profundidad numérica y de calidad», ha analizado.

De la misma forma cree que entre los jugadores habrá más temor a las lesiones que al coronavirus dado que los partidos se van a jugar cada poco tiempo. Lo denominó «estrés competitivo».

¡No te pierdas nuestro debate en directo: BALONES FUERA! Todos los lunes a las 22:00