Banner Embou Cabecera Sección SD Huesca

Míchel sigue la estela de Rubi

ACTUALIDAD

Los números Míchel y Rubi, con el que se consiguió el ascenso, son similares por lo que el actual equipo invita al optimismo

Arizon y Gracia TOP Post

Los números de Míchel Sánchez, entrenador de la SD Huesca, en lo que llevamos de competición no están nada mal. Terceros con treinta y dos puntos. Además, es el equipo menos goleado junto al líder, el Cádiz. Por ello, sigue la estela del año del ascenso. Con Rubi en el banquillo hace dos temporadas, en la jornada 19 eran líderes con treinta y seis puntos, a uno de su perseguidor, de nuevo el Cádiz.

Banner Eurocamión – Oscauto – Post SD Huesca

Cabe destacar, que los de Rubi eran más goleadores y encajaban menos; 29 goles a favor y 13 en contra, por los 23 a favor y 15 en contra del actual curso. No obstante, las similitudes son muy claras entre ambos técnicos. Por las cifras, bastante parecidas, y sobre todo, por el estilo de juego. El buen trato del balón y la calidad en la plantilla son las claves que cosen a los dos equipos.

Las derrotas, una gran losa

Cabe destacar que a estas alturas de competición, ambos habían conseguido las mismas victorias, 10. Pero la gran diferencia, y es por lo que el Huesca no lidera la clasificación hoy en día, es el número de derrotas cosechadas por Rubi y Míchel. Hace dos campañas, el conjunto dirigido por Rubi solo fue derrotado en tres choques, todos a domicilio. Numancia (1-0), Cultural Leonesa (3-2) y Granada (2-0). Además empataron seis partidos, Osasuna (1-1), Sevilla Atlético (0-0), Reus (1-1), Sporting de Gijón (1-1), Albacete (0-0) y Alcorcón (1-1), que le valieron para seguir sumando y hacer de El Alcoraz un fortín.

Sin embargo, los de Míchel se han estancado en esta faceta. Solo llevan dos empates, ante Racing de Santander (1-1) y Tenerife (0-0). Y siete derrotas, Almería (1-0), Numancia (1-0), Albacete (0-1), Cádiz (1-0), Lugo (3-2), Fuenlabrada (3-2) y Rayo Vallecano (0-2). A excepción de la más reciente contra el conjunto vallecano y el manchego, todas han sido a domicilio. Siempre que el rival se ha adelantado a los azulgranas, el Huesca nunca ha logrado remontar para conseguir la victoria y ha terminado cayendo por la mínima.

Los números de Míchel invitan a creer que este Huesca puede parecerse al de Rubi. Con el objetivo del ascenso y a pesar de las críticas que hLos a recibido el técnico vallecano, tiene a su disposición una plantilla con más nombre y calidad que la que consiguió ascender hace dos años. Ya lo dijo Petón a principios de octubre, «la idea de fútbol es la que sabíamos» y «se han perdido partidos por circunstancias muy concretas de juego».

Escar Automóviles
Mostrar Comentarios