Olvidar las derrotas en Granada

LEB Oro

Levitec Huesca quiere pasar página de sus dos últimos partidos sobre el difícil parquet de Granada, con mejores jugadores que resultados

Banner Podoactiva TOP Post

Granada espera con ansia este sábado al Levitec Huesca para enderezar su rumbo. Y el quinteto de Guillermo Arenas quiere aprovechar la visita a una buena pista para sacudirse las dos últimas derrotas. Ni unos ni otros están en un buen momento. Ofrecen baloncesto, pero terminan cayendo. Uno de los mejores rebotes ofensivos de la competición –Granada- recibe a uno de los más completos defensivos –Levitec Huesca- por lo que parte del resultado se cimentara bajo aros. El propio y el ajeno. Quien domine esa faceta habrá asfaltado parte del camino para la victoria. “Para nosotros controlar el rebote defensivo es muy importante. Una de las batallas que ganamos en casa, en la primera vuelta, fue estar bien en el juego interior defensivamente y eso nos dio estar en nuestro ritmo. Van a pelear por quitárnoslo”, señaló el técnico del Levitec en relación al partido contra Granada.

Guillermo Arenas ha comparecido en rueda de prensa para poner voz al equipo. La borrasca de los dos últimos partidos, con dos cuartos horribles, sigue allí. A nadie le gusta perder y menos cuando el equipo se desconecta. La tormenta contra Cáceres del último cuarto, con tres minutos en los que se encajaron más de 15 puntos, sigue doliendo. Se ha revisado el vídeo por activa y pasiva para ver qué es lo que no hay que volver a hacer. “Sabemos que Granada es un rival complicado aunque lleve una mala racha. Tiene una plantilla larga y ofrece un juego muy duro. Como nosotros querrá volver a tener buenas sensaciones y ganar el partido”, indicó.

El técnico no esconde que el concurso de Fran Cárdenas es muy importante. El base tiene suficiente baloncesto para saber qué hacer en cada momento. Su participación, siempre es importante. Pero su tobillo obliga a tenerlo entre algodones. Calentó contra Cáceres, pero no jugó y siempre estará la duda sobre lo que hubiera pasado con él sobre la pista cuando el quinteto altoaragonés se desconectó. “Lo importante es que lo tengamos con normalidad”, acotó.

Arenas insistió en la necesidad de que sus chicos estén metidos sobre el parquet los 40 minutos del partido. Y es que ejemplos tiene de lo que le ocurre al equipo cuando se desconecta. “Cuando hemos estado metidos siempre hemos conseguido buenas victorias”, señaló. Sobre el Covirán Granada subrayó el valor de tener una amplia plantilla, y cuestionado por nombres propios concretó en Guillermo Rubio, Olmos, Watson, Pardina, Marín y Kapelan como jugadores referencia de una plantilla que por potencial tendría que estar más arriba de donde ancla en la LEB Oro, 14º.