Comarca de las Cinco Villas – Julio 2019

- Publicidad -

Reincidentes en el error, vapuleados y aliviados tras una solución tardía

Les ponemos nota

La SD Huesca naufragó en una primera parte para olvidar, donde errores muy visibles volvieron a repetirse. En la segunda el panorama mejoró

Policlinica Altoaragon top post

Werner (3)

Bar Álvaro

Desafortunado: No tuvo su mejor noche el portero argentino. En una primera parte donde casi todo lo que se le lanzó acabó alojado en sus redes, dio paso a una segunda más serena, donde dejó una parada de mérito a tiro cruzado de Martins. Eso sí, en alguno de los goles pudo hacer algo más.

Miramón (4,5)

Exigido: Tuvo una primera parte tremendamente exigente con la movilidad y verticalidad de Lemar. Aun así, intentó achicar como pudo el enorme caudal que le llegaba, para continuar en la segunda parte de una manera más natural y mostrando su recorrido y llegada.

Etxeita (4,5)

Cumplidor: Era una de las novedades en el once titular de Leo y lo cierto es que no pareció el día más apropiado. A pesar de ello, fue el menos malo de una zaga que cometió errores de bulto graves. Tuvo algún desajuste, pero solventó de una manera muy digna el temporal.

Semedo (3)

Permisivo: Es incompresible que un hombre de su calibre sea tan permisivo en los marcajes. Por 3 veces dejó dar la vuelta a Diego Costa antes de su asistencia de gol. Un lujo que este equipo no puede ni debe permitirse. Pese a que deja detalles de gran jugador, sus desconexiones son preocupantes para un hombre de su enorme calidad.

Luisinho (3)

Superado: Comenzó el partido con mal pie, debido a un golpe en la zona costal y terminó lesionado. Un día para olvidar para el curtido lateral portugués, que cometió errores de bulto, sobre todo en el primer gol rojiblanco. El resto del partido se mostró superado.

Melero (4)

Sufridor: Duele ver a Gonzalo sufrir así por un terreno de juego. Desdibujado y corriendo sin rumbo definido, se pasó una primera parte donde acabó extenuado. En la segunda y, por fin, en una posición mas beneficiosa para todos, se le vio más suelto, como liberado y, al menos, pudimos observar a un capitán mucho más reconocible.

Musto (3,5)

Limitado: Al igual que Gonzalo se le vio muy apático y superado. Ese doble pivote hace aguas y a ambos jugadores en nada les beneficia. Demasiado replegado y sin la lucidez para dar ese primer pase de desahogo su primera parte ha sido un calvario y un querer y no poder. En la segunda y con la ayuda de Aguilera, se ha podido soltar y ha aparecido mucho más y mejor.

Gallar (5)

Insistente: Fue una de las pocas luces del equipo en la primera mitad. Incansable y siempre valiente para intentar ofrecer algo de claridad, acabó frustrado preso de la imagen general. En la segunda cometió errores en las entregas que debe pulir para que, su buen trabajo, no se vea empañado por la falta de continuidad.

Ferreiro (5,5)

Incansable: Le salga o no le salga la jugada, siempre lo intenta, siempre exprime al máximo sus virtudes y todo amparado en una gran personalidad. Tras una primera parte floja como el resto de sus compañeros, dio paso a una segunda más alegre y donde pudo exhibir algunas de sus virtudes.

Longo (4)

Desapercibido: Apenas pudimos ver al delantero italiano en la primera mitad. El posicionamiento tan retrasado del equipo en nada le ayudó, pero se echó en falta algo más de trabajo para quedarse pelotas que podían dar vida. Acabó sustituido por ‘Chimy’, aunque se antoja fundamental recuperarlo, porque es la única referencia natural del equipo.

‘Cucho’ (5)

Damnificado: Su inicio de partido fue esperanzador. Muy atinado y acertado en todas sus decisiones, era capaz de generar la poca luz atacante del equipo. Fue el gran damnificado de una primera parte que si tuvo algo de peligro, salió de sus botas.

Los cambios

Aguilera (6) | EL MEJOR

Titular: Su entrada significó el principio del fin. Le dio al equipo -resultado y bajón local aparte- otro tono. Es el pivote más natural y que mejor sabe canalizar tanto el fútbol de inicio como el equilibrio defensivo. Un suplente de lujo que seguramente haya opositado para una titularidad que hace mucho tiempo demandaba su presencia.

‘Chimy’ Ávila (5)

Aguerrido: El partido demandaba algo más de mordiente arriba y el bueno de ‘Chimy’, como en él es habitual, dejó entrega y coraje. Tampoco es que el equipo generara muchas opciones para su lucimiento, pero sin ser nada del otro mundo al menos imprimió carácter al equipo.

Akapo (6)

Esperanzador: Al igual que Aguilera, fue una de las pocas noticias positivas que dejó el partido. Potente, rápido, con hambre y decisión. Imprimió velocidad y profundidad a una banda que había carecido de mordiente ofensiva durante toda la primera parte. Una gran noticia su aportación a pesar de jugar a pierna cambiada. Su nivel es de Primera y si consigue tener continuidad, lo demostrará.

NOTA GLOBAL: 4,2

Comentarios