- Publicidad -

Sálvese quien pueda

LES PONEMOS NOTA

El Real Zaragoza encajó cuatro goles ante el Oviedo en una de las derrotas más dolorosas de su historia, mostrando un nivel pésimo

El Real Zaragoza volvió a caer derrotado ante el Oviedo por sexta vez en los últimos nueve partidos tras el parón. Esta vez sufrió una derrota demasiado dolorosa, en la que encajó cuatro goles de parte de un equipo que estaba jugándose la permanencia. Las paradas de Cristian Álvarez y el orgullo de Clemente y Linares evitaron una debacle todavía mayor. Les ponemos nota a la actuación de los jugadores del Real Zaragoza ante el Oviedo.

Banner Podoactiva Interior Post

Portero

Cristian Álvarez (2): Dubitativo. El argentino puso de manifiesto todas las dudas del equipo zaragocista. Encajó dos goles y se mostró muy inseguro en varios remates del Oviedo.

Ratón (0): Sentenciado. Saltó al campo tras la lesión de Cristian Álvarez. No tocó un solo balón y recibió dos goles.

Defensas

Nieto (0): Esperpéntico. Fue superado en defensa en innumerables ocasiones por Marco Sangalli con increíble facilidad. En ataque su aportación fue nula, sin ofrecer soluciones y estrellando los centros en los defensas rivales.

Atienza (0): Abatido. Recuperar al central es tarea imposible. Con el balón en los pies se mostró dubitativo y tremendamente inseguro pese a la nula presión de los delanteros rivales. Fue superado con facilidad durante todo el encuentro.

Clemente (2): Orgulloso. Pese a que el Real Zaragoza encajase cuatro goles, Clemente fue de lo poco salvable del equipo maño. Sus conducciones en la primera mitad fueron la única forma de generar peligro en la portería rival.

Vigaray (0): Fundido. El estado físico de Vigaray es preocupante. Incapaz de acabar un partido, el lateral sufrió en defensa con las internadas de Yoel Bárcenas y no apareció en ataque más que en una ocasión, mediada la segunda parte.

Delmás (0): Superado. Sus centros no inquietaron a la defensa rival. Perdió el balón ante Yoel Bárcenas en la jugada que acabaría con el gol del propio panameño, entrando por la banda del canterano.

Centrocampistas

Eguaras (2): Tapado. Ziganda planteó una presión que, tapando a Eguaras, obligara a los centrales del Real Zaragoza a salir en conducción. Lo intentó ofreciéndose en todo momento pero no consiguió ponerse al mando de un barco incapaz de reflotar.
Zapater (3): Entregado. El capitán fue el que más kilómetros recorrió. Lo intentó por todos los medios pero no pudo echarse el equipo a la espalda.

Guti (0): Desaparecido. El ’14’ firmó su peor partido como jugador del Real Zaragoza. Fue superado por los centrampistas ovetenses. Fue sustituido al descanso por Kagawa.

Kagawa (2): Solo. El japonés saltó al campo con la intención de revolucionar el partido. Sin embargo, se encontró con un equipo que no acompañaba. Dejó destellos de calidad, insuficientes para remontar el 0-2 con el que se fue el Real Zaragoza al descanso.

Delanteros

Pereira (1): Errático. Fue su primera titularidad. El portugués se vació durante los 45 minutos, aunque no estuvo acertado en sus apariciones en ataque. Se le notó la falta de ritmo.

Puado (0): Desubicado. Se ubicó en el costado izquierdo, donde apenas recibió balones. Al igual que con André Pereira, el equipo no supo aprovechar a sus extremos, muy desaparecidos durante todo el encuentro.

Suárez (3): Incansable. Se desgastó, como siempre. Fue el encargado de inquietar en un par de ocasiones la portería de Lunin, que vivió una noche muy plácida en La Romareda.

Linares (5): Enrabietado. Saltó al campo a falta de diez minutos, y marcó. «Siento vergüenza» fueron sus palabras al terminar el partido. El delantero volvió a demostrar ser uno de los pocos con carácter del vestuario.

Burgui (0): Sentenciado. Jugó medio partido, pero no fue clave en la reacción del equipo. Perdió numerosos balones y no intervino apenas en el juego.

Mostrar Comentarios