- Publicidad -

Eguaras, feliz ante su renovación

ACTUALIDAD

Iñigo Eguaras sobrelleva la cuarentena con «incertidumbre», con el deseo de volver a la competición para conseguir el objetivo de ascender a Primera División

El jugador del Real Zaragoza Iñigo Eguaras vive con «incertidumbre» estos días a raíz de la pandemia por el coronavirus. Para el navarro, en esta situación hay que estar fuertes psicológicamente, aunque no esconde que como todo ser humano «tenemos nuestros bajones». El centrocampista sobre todo piensa en la salud de los suyos, con el deseo de que la crisis del coronavirus acabe lo antes posible.

Banner Podoactiva Interior Post

Iñigo Eguaras ha querido enviar un mensaje a aquellos ciudadanos que viven la pandemia desde primera línea. «La situación es crítica. Aprovecho sobre todo para dar las gracias. Agradecimiento y apoyo a todas esas personas que se exponen a esta pandemia: personal sanitario, policías, trabajadores/as de supermercados, personal de limpieza. Al final haciendo caso a las pautas que da el Gobierno quedándonos en casa, hacemos una labor muy solidaria», expresa el 16 del Real Zaragoza.

El centrocampista define esta situación como «una lección de vida» para valorar nuestro día a día y aprovechar cada momento, no dejar oportunidades y seguir en contacto con la familia.

«Volver a Primera División», el sueño del Real Zaragoza

«Al final, todos estábamos con el sueño de volver a Primera División, que sigue presente y es el objetivo. Este parón ha sido como un golpe. Además, no sabemos lo que va a pasar, pero espero que todo acabe con un final feliz» dice el futbolista del conjunto aragonés.

Iñigo Eguaras explica que echa de menos el día a día porque al final forma parte de su trabajo, aunque desde casa, hay que seguir entrenando con total normalidad. «Sigues machacándote con tus tareas de preparación física. Estas entrenando mañana y tarde, tienes que seguir en forma porque al final es tu trabajo, eres profesional. Además, tienes que seguir cuidándote con las dietas, el tiempo de descanso y al final tienes que hacer como si fuese tu rutina» manifiesta el capitán del Real Zaragoza.

«Una vez que ya he desayunado me pongo con los trabajos de entrenamiento que tocan esa mañana. Este tiempo te está dando ratos para leer, ver películas, series, a distraerte con cualquier tipo de cosa. Ahora, paso la mayor parte del tiempo leyendo recetas e intentando hacerlas». Así relata la rutina de estos días el centrocampista.

Eguaras es feliz en Zaragoza

No es la primera vez que el futbolista navarro expresa que es feliz en Zaragoza, además de ser un sitio que «le encanta» a él y a su familia. Además, Eguaras se siente muy querido en la capital aragonesa. Su renovación ha llegado a buen puerto, por lo que cuando llegue el momento se firmará y comunicará de forma oficial una vez que pase el estado de alarma.

«Desde que llegue aquí he tenido la suerte de tener muchos minutos, igual ha habido momentos en los que no me los merecía por situaciones que al final va teniendo cada jugador», expresa el navarro. «Siempre me he sentido importante dentro del equipo, soy una persona que hace vestuario y estoy muy contento de cómo me están yendo las cosas aquí».

El centrocampista ha manifestado que «sobran palabras» para la afición y para saber si se reanuda la competición. El deseo del jugador es volver a jugar con público para sentir el apoyo de los seguidores del Real Zaragoza. «Volver al estadio lleno de gente animando, dándonos esa fuerza cuando la necesitamos, se echa de menos y te alegra solo de pensarlo. Además, quieres volver a sentirlo. La Romareda es un campo que impone al contrario y a nosotros nos da ese último aliento que cada vez que entras y ves a toda esa gente se te pone esa adrenalina que se necesita para jugar un partido» concluye Iñigo Eguaras.

Mostrar Comentarios