Un joven Daniel Bordignon, se retira del baloncesto

Actualidad

El cúmulo de lesiones desde su temporada en Peñas Huesca, han propiciado una pronta retirada del jugador brasileño

Banner Podoactiva TOP Post

Daniel Bordignon deja el mundo del baloncesto. Ala-pívot fuerte de 2,03m que jugó en Peñas Huesca en la histórica temporada 2015/2016 donde los oscenses llegaron a la final de LEB Oro. El jugador brasileño firmó su mejor temporada en el mundo del balón naranja, pero a partir de esta temporada, las lesiones truncaron su carrera. Queda en el recuerdo sus minutos con la elástica verdiblanca, como un jugador de carácter, con gran clase y buena mano desde las esquinas.

El jugador nacido en Toledo (Brasil), fue cedido por Baskonia en la 2015/2016. A pesar de su juventud, al cumplir los 20 años durante su estancia en Peñas Huesca, demostró gran madurez, brinando un juego que le deparaba un gran futuro. Con la elástica verdiblanca jugó 29 partidos de liga regular a las órdenes de Quim Costa, con casi 23 minutos de media en pista. Sus números de tradujeron en promedios de 9,6 puntos (54% de 2, 32% de 3, 68% de tiro libre), 5,4 rebotes, 1 asistencia y 1,2 balones robados para 9,5 de valoración. Guarismos que crecieron en playoffs, con 10 partidos, más de 27 minutos en pista, firmando medias de 10,9 puntos (44% de 2, 36% de 3, 74% de tiro libre), 5,4 rebotes, 0,8 asistencias y 0,9 balones robados para 10,9 de valoración.

Formó en su etapa oscense un gran juego interior, dándo nuevas soluciones como ala-pívot abierto a sus compañeros en la pintura. Goran Huskic, Gabas Maldunas y Marcos Portález, completaban la rotación en la zona. Su única desgracia en aquella campaña fue perderse el tercer y a la postre último partido de la final en Huesca. Un problema en la espalda le impidió despedirse sobre la pista de la afición oscense, la cual había soñado con un equipo para el recuerdo.

Vuelta a Baskonia, comienzan los problemas

Tras llegar con 14 años a Baskonia, el brasileño continuó formándose en las categorías inferiores vitorianas, siendo cedido desde los 18 años a equipos de LEB Oro hasta su eclosión en Huesca. Antes de llegar a la entidad oscense, ya se había estrenado la categoría en Navarra, sin el mismo éxito cosechado en la capital del alto Aragón. El tremendo año en el club oscense, hizo que Baskonia pensara en que estaba capacitado para liderar un proyecto con el filial que consiguiera ascender de LEB Plata a LEB Oro.

Para la temporada 2016/2017 el joven brasileño iba a ser el buque insignia del equipo B baskonista. Por supuesto, alternando entrenamientos con el primer equipo con el objetivo de ser parte de la primera plantilla en un tiempo breve. Pero apareció el primer problema, la espalda antes de arrancar el curso. Daniel Bordignon tuvo que ser operado de una hernia discal. 3 meses apartado de las pistas. Para enero ya estaba listo, y Baskonia vio que el mejor escenario sería una cesión con menos presión. El jugador fue enviado al Bahía Basket argentino. En su debut, la mala suerte se cebó con él. Se rompía los ligamentos de la rodilla derecha en el partido ante San Lorenzo de Almagro. Adios a lo que restaba de temporada y al menos 6 meses fuera de las pistas al poco de recuperarse de su operación de espalda.

Esto no hizo decaer al brasileño. Nuevas ilusiones para la 2017/2018. El Bahía Basket argentino volvía a pedir la cesión del ala-pívot a Baskonia. El jugador no acabó de cuajar, y en enero retornaba al equipo gasteiztarra para jugar en LEB Plata tras 7 partidos en Argentina con poca presencia sobre la cancha. Volvía a encontrar sensaciones, con números que recordaban a su etapa en Huesca. 7 partidos y medias de 10,3 puntos y 9,3 rebotes. Tras este breve tiempo, de nuevo la desgracia. En un entrenamiento se rompía los ligamentos de la rodilla izquierda y parte del menisco. Adios a la temporada y larga recuperación de nuevo, al menos 6 meses.

Un último año sin encontrar sensaciones

El jugador tras su 2 lesiones en diferentes rodillas más su previa operación de espalda, no acabó de encontrar las mejores sensaciones en la 2018/2019, y se pasó en blanco la campaña. Los amantes del baloncesto se volvieron a ilusionar con su vuelta a las pistas en esta 2019/2020. El Estela cántabro volvía a poner al brasileño en la pista de baloncesto en LEB Plata. Su cuerpo notó las lesiones, y no era el mismo de antaño, a pesar de jugar 16 partidos y casi 18 minutos en pista, pero con unos números lejos de los cosechados en sus mejores años. Este motivo ha sido el que ha empujado a un dolorido Daniel Bordignon a una pronta retirada, tras varios pasos por el quirófano. Sin duda una pena, de otro jugador que las lesiones han vuelto a truncar una gran carrera en el mundo del baloncesto. Dentro de su historia, quedará que su mejor año fue en tierras oscenses, y el hoy aficionado de Levitec Huesca, es algo que no olvida, al igual que sus ex compañeros aquella campaña.