Comarca de las Cinco Villas – Julio 2019

- Publicidad -

Un poco más cerca

Actualidad

Los azulgranas se van acercando a una salvación que se encarece y que tienen a 6 puntos con 12 por disputarse

Policlinica Altoaragon top post

La SD Huesca sigue dando pasos para mantener viva la ilusión en la salvación. Tras su victoria ante el Eibar y la caída con estrépito del Rayo Vallecano en el Sánchez-Pizjuán (5-0), el conjunto oscense ha abandonado el farolillo rojo de la clasificación 25 jorndas después, que se dice pronto. Dejar de ser colista era el principal reto de un Huesca cuyo milagroso objetivo es el de una permanencia que parece encarecerse.

Bar Álvaro

Los de Francisco encararon la anterior jornada a 8 puntos de la zona de seguridad, marcada por el Levante -que serían hasta 9 al tener perdido el golaveraje con los granotas-. Ahora, pese a su triunfo frente a los armeros, llegarán al duelo de Villarreal todavía lejos de ese ansiado propósito. Y es que prácticamente todos los conjuntos de la parte baja de la tabla han sumado en esta jornada 34.

Un Girona en caída libre

El Valladolid le ganó al Girona (1-0), como hizo el Levante ante el Betis (4-0) y el Villarreal en Anoeta (0-1), mientras que el Celta, por su parte, sacó un empate del RCDE Stadium (1-1). Así, junto con el Rayo, fue el cuadro gerundense el que volvió a perder para añadir un nuevo tropiezo a su negativa dinámica de, por el momento, 6 derrotas consecutivas. No obstante, su técnico, Eusebio Sacristán, ha sido ratificado en el cargo.

Con todos estos resultados, la SD Huesca es penúltima con 29 puntos, uno más que el Rayo, y se encuentra actualmente a 6 puntos de una permanencia que ha recortado en dos y que marca el Valladolid (35), con el que tiene el golaveraje a su favor. El próximo rival de los azulgranas, el Villarreal, ya es decimocuarto con 39 puntos, 5 por encima de los puestos de peligro.

Jornada propicia para recortar distancias

La SD Huesca tiene otra oportunidad para seguir acercándose al milagro si gana en Villarreal, y es que a muchos de los equipos esperanzados en mantenerse en la élite les toca encarar duelos de altura. El Valladolid se mide a un Atlético de Madrid en el Metropolitano que quiere cerrar la segunda plaza. Por su parte, el Levante resulta, a priori, el conjunto más damnificado: visita a un Barcelona que necesita la victoria para proclamarse campeón de Liga.

Ya el domingo, el Girona recibe a un Sevilla que viene de golear y que se juega meterse en puestos de Champions, mientras que el Rayo Vallecano se enfrenta a un Real Madrid siempre peligroso y cuyo objetivo no es otro que terminar el campeonato con las mejores sensaciones posibles.

Además del choque entre Villarreal y Huesca, el otro cuadro implicado es el Celta, cuyo enfrentamiento puede ser el más asequible de la jornada: visita a un Leganés prácticamente salvado y sin nada en juego.

Comentarios