Ayuntamiento Zaragoza Cabecera

- Publicidad -

Una cesión de Ramón Vilà de Zaragoza a Levitec Huesca

OPINIÓN

Tras el fichaje de Deon Thompson, ¿Qué hacer una vez se recupere Jamel McLean? ¿Encajan las piezas para que Ramón Vilà salga cedido del Casademont Zaragoza al Levitec Huesca?

Banner Podoactiva TOP Post

La llegada de Deon Thompson al Casademont Zaragoza hasta final de temporada es algo más que un parche para cubrir la baja temporal de un mes de Jamel McLean. Es un indicio de que el club no se conforma con lo que fichó en verano, y aspira a seguir retocando su plantilla para mejorarla (y cambiarla) todo lo posible.

Banner Ibor Médica – RZ-BZ-FE

A diferencia de las contrataciones de Kenan Sipahi y Adam Waczynski, que sí que firmaron por un periodo que aproximadamente coincidía con el tiempo que permanecerán de baja Omar Cook y Santi Yusta; con Thompson sí se apuesta hasta final de temporada. Un jugador que no ocupa plaza de extracomunitario, ya que cuenta con la nacionalidad costamarfileña.

6 interiores para 2 puestos

Por tanto, se abre un horizonte en el que puede haber ‘overbooking’ en los jugadores interiores en el Casademont Zaragoza en cuanto se recupere Jamel McLean a principios de diciembre o finales de noviembre. Los mencionados McLean y Thompson; junto a Radoncic, Vanwijn, Vilà y Tryggvi Hlinason. La lógica invita a pensar que son demasiados nombres para rotar en dos posiciones interiores.

¿Quién podría salir? Es aquí donde se produce un cruce de caminos con el Levitec Huesca, con un nombre propio, Ramón Vilà. El pívot catalán ya dejó claro en su presentación que venía para dar «minutos de calidad en el 4 y en el 5«. Los minutos que estimase Jaume Ponsarnau, evidentemente. Pero, ¿Cuántos minutos están siendo esos?

El partido del miércoles ante Reggio Emilia, con unos condicionantes muy favorables para que Vilà pudiera estar en pista, no invita a pensar que vayamos a ver muchos minutos de juego a Vilà esta temporada. Con McLean lesionado y Hlinason con muchos problemas de faltas -al cometer la cuarta al inicio del tercer cuarto-, Vilà tan solo disputó 5 minutos y 12 segundos. Ponsarnau prefirió juntar durante un gran periodo de tiempo a Vanwijn (28 minutos) y Radoncic (26 minutos); ante los problemas de faltas de Hlinason.

Los minutos de Ramón Vilà

La situación en Liga Endesa no es muy diferente. Ramón Vilà ha participado en 2.48 minutos ante Manresa, 2.10 minutos en Bilbao, 3.46 minutos ante Valencia Basket, 1.23 minutos en Tenerife. Sí que tuvo una gran participación en el partido adelantado en Barcelona (16 minutos y 7 puntos con 2 rebotes) y el sábado pasado ante Breogán, ya con McLean lesionado (10 minutos y 6 puntos). Vilà ha cumplido en todo lo que le podía pedir Ponsarnau, sin embargo no está gozando de una gran continuidad ni cuando hay problemas de faltas en otros jugadores.

En mi opinión, una opción interesante para valorar dentro de un mes sería la cesión de Ramón Vilà a Levitec Huesca (aunque su contrato termina en 2022, todo sea dicho). Ahora, con 3 partidos trascendentales por delante en la FIBA Europe Cup los días 3, 10 y 17 de noviembre, no es el momento. Esos tres partidos hay que sacarlos como sea, y sin Jamel McLean -aunque ya se encuentre disponible Thompson- la presencia de Ramón Vilà es necesaria en los entrenamientos, aunque después no tenga una gran incidencia en la pista. El 20 de noviembre, Casademont Zaragoza visita a Obradoiro antes del parón de selecciones. Un periodo en el que históricamente se han producido cambios en las plantillas. Ese podría ser el momento elegido.

Y ahora, pongámonos en el punto de mira del Levitec Huesca La Magia. ¿Encaja este movimiento? ¿Es viable? El mayor inconveniente sería, sin duda, los plazos. Esperar un mes para incorporar al pívot que necesitan podría ser un precio que no puedan permitirse pagar, porque las jornadas pasan y lo que es peor, pesan.

Pívots que no han cuajado en el Levitec Huesca

El puesto de ‘5’, desde el inicio del verano, está siendo todo un rompecabezas para el club peñista. El mismo Jaume Ponsarnau confirmó en ‘Heraldo de Aragón’ que la intención era ceder a Javier Justiz al Levitec Huesca. Unas palabras que reafirmó el actual entrenador del Peñas, Sergio Lamúa, quien evidentemente conoce muy bien a Justiz tras haber trabajado con él en Casademont Zaragoza. Lamúa llegó a decir que sería un «osado» si no quisiera a Justiz. Sin embargo, al final la operación no se llevó a cabo, como consecuencia de que el pívot cubano todavía no se encuentra plenamente recuperado de su operación de rodilla de enero de 2020. Tal vez el Peñas perdió muchos días y opciones de mercado por esperar a un jugador que nunca llegó.

Javier Justiz estuvo muy cerca del Levitec Huesca este verano. Foto: Esther Casas/Casademont Zaragoza

El primer nombre en anunciarse fue el de Gracin Bakumanya, un pívot congoleño que no ha tenido fortuna. Al poco de incorporarse a la pretemporada, se lesionó del brazo y poco más se sabe. Todo apunta a que será cortado.

Se logró cerrar la incorporación del serbio Aleksandar Andrejevic. Un jugador que llegó tarde, debido a que tuvo que guardar cuarentena por coronavirus; y cuando ha tenido minutos en cancha su papel está siendo francamente decepcionante.

Aleksandar Andrejevic no está respondiendo a las expectativas como pívot titular. Foto: C. Pascual

Quien sí cumplió con nota fue el chaval Aday Mara, de 16 años, en los dos primeros partidos, especialmente en Castellón donde fue ovacionado. Sin embargo, Mara es jugador del EBA del Casademont Zaragoza. Ambos clubes, junto a la familia del jugador, acordaron que no jugaría más en el Peñas esta temporada. Otro nombre usado en pretemporada fue el de Micaiah Henry, pero nunca fue anunciado oficialmente como fichaje.

Por tanto, por unas u otras razones, ningún pívot ha cuajado esta temporada en el Levitec Huesca. Y el resultado es un 0-4 por ahora en LEB Oro y por delante toca visitar al Granada, recibir a Coruña y visitar a Gipuzkoa. Tres partidos de enorme dificultad. Antes del parón de selecciones, el Peñas todavía tendrá que recibir a Palma y al Palencia. La cuestión es… ¿se puede permitir el Levitec Huesca esperar 5 partidos para fichar al pívot que necesita, y que así sea Ramón Vilà?

Parece muy temerario que el Levitec Huesca permanezca un mes entero sin fichar. Al menos, sería necesario un temporero. En las últimas horas, ha sonado con fuerza el nombre del nigeriano Paschal Chukwu. Pero también sería una magnífica incorporación la de Ramón Vilà, jugador que ya fue peñista la temporada pasada, promediando 13,4 puntos y 6,5 rebotes en la primera fase de LEB Oro; y 15 puntos y 6,3 rebotes en la segunda. Es decir, un jugador que no necesita periodo de adaptación y que garantiza un rendimiento inmediato en la categoría.

Ramón Vilà, lanzando un tiro libre con el Levitec Huesca. Foto: C. Pascual

Conclusión: Colaboración entre clubes de Aragón

En conclusión, Casademont Zaragoza y Levitec Huesca deben ayudarse. Les conviene a ambos. Esa fue la filosofía con la que este verano se firmó (o se reafirmó, más bien) el convenio de colaboración entre ambos clubes; y una de sus consecuencias fue la llegada de Sergio Lamúa al banquillo oscense. Para Zaragoza, tener una plaza en LEB Oro con un entrenador de la casa y sabiendo que le va a poder dar minutos a quien necesite foguear es un aspecto que se debe cuidar. Y el Levitec Huesca, seamos sinceros, corre un alto riesgo esta temporada de terminar en LEB Plata. Y si hay jugadores que en Zaragoza se quedan infrautilizados ante la llegada de otros fichajes, prefiero que contribuyan a mantener al Peñas en LEB Oro. Hemos puesto el foco en esta ocasión en Ramón Vilà, pero la situación de Aleix Font (si se queda Waczynski hasta final de temporada y se recupera Santi Yusta) viene a ser similar.

 

Mostrar Comentarios