Aramovil Portada

- Publicidad -

Blandos, espesos y ansiosos

LES PONEMOS NOTA

El Racing jugó su partido de manera efectiva ante una SD Huesca sin ideas que logró un punto en el último suspiro

Escar Automóviles

El Huesca firmó unas tablas ‘in extremis’ ante el Racing en un choque bastante malo de los azulgranas. El partido estuvo muy trabado, lento, sin apenas ocasiones ni inspiración por parte de ninguno de los dos equipos. El equipo cántabro, espoleado por algunas acciones bastante difíciles de comprender del árbitro, consiguió que no se jugase a nada.

Bar Álvaro

Michel desde el banquillo no atinó a la hora de desatascar el encuentro y casi se da por bueno un empate como local ante un equipo en descenso. Una vez más, entraron nervios con el gol del otro equipo y el equipo se revolucionó sin sentido, usando toda la sangre que no habían usado en los anteriores minutos.

Yáñez (6) Preparado: El guardameta ofreció, igual que ante el Sporting, un nivel de seguridad y confianza bastante notable. La falta de ritmo de competición no le afecta y le ofrece a Míchel una alternativa de fiar en la meta.

Luisinho (3) Superado: Casi cualquier expresión futbolística que refleje verse claramente inferior a otro jugador se le puede atribuir a su partido. Yoda le comió la tostada, le hizo un traje y le robó la cartera. Aportó muy poquito en la faceta ofensiva y fue casi nulo en defensa.

MVP | Pulido (7’5) Capitán: El brazalete no se porta porque sí, y eso Pulido lo sabe perfectamente. El central se echó al equipo a las espaldas y se puso a jugar arriba como delantero. Y de su insistencia nacieron un par de ocasiones y el gol de Ivi en el último suspiro. Defensivamente no tuvo mucho trabajo pero lo hizo bien.

Jossué Sá (7) Torero: Otro gran choque del zaguero portugués, que se tomó más licencias que en otros partidos con conducciones y regates que fueron efectivos. Al ser el más poderoso físicamente de los jugadores que cerraban, fue el que menos apurado se vio.

Miguelón (5’5) Difuso: Hoy, como tantos, no tuvo su día. Intentó cosas, utilizó su gran aceleración y llegó a centrar en varias ocasiones, pero sin tino. No tuvo ningún error ni ningún acierto de bulto.

Mosquera (5) Irreconocible: Si algo hizo bien el Racing, a parte de perder tiempo, fue ahogar a Mosquera, brújula habitual del Huesca. De normal todos los equipos suelen presionarle con bastante fiereza y, pese a ello, no consigue lanzar los ataques azulgranas. Esta tarde, sin embargo, no fue el que conocemos: estuvo impreciso, no regateó ni influyó tanto en la creación oscense.

Juan Carlos (7) Protagonista: De lo poco positivo que tuvo el Huesca ante el Racing fueron los 45 minutos iniciales del gallego. Generó por dentro, dio buenos pases e hizo a Zidane moverse en varias ocasiones.

Mikel Rico (5) Desesperante: Es incomprensible que aún no haya anotado. Tuvo en sus botas un gol claro una vez más, pero erró la ocasión. Sus tiros siempre se van por los pelos o incluso tocan el palo, pero no entran. El día que empiece a marcar, los de Michel serán mucho más efectivos. En el resto de ámbitos estuvo correcto, pero tampoco dio un recital como en otros partidos.

Ferreiro (4) Incomprendido: La gente en las gradas se impacienta y se empieza a preguntar cuánto credito le queda al gallego. Cuando otros juegan en su posición aportan más al ataque, la faceta más necesitada del equipo. Además, sus partidos llevan ya tiempo siendo bastante irregulares. Hoy, por ejemplo, ha hecho dos tiros con relativo peligro pero ha fallado pases, regates y centros de los que no se pueden perdonar si se busca ascender a la mejor liga del mundo.

Sergio (5’5) Enfadado: Tampoco le salieron las cosas al joven cedido por el BVB. Cuando fue sustituido se fue cabizbajo y mostró su rabia contra la cubierta del banquillo tras no darle la mano a Míchel. Fue más desequilibrante por la banda izquierda pero no terminó de cuajar ninguna de las acciones que tenía en mente.

Okazaki (4) Ausente: El nipón tiene falta de gol y es el que debería de ser diferencial en esa faceta de la plantilla. Hoy no apareció en todo el choque y en las únicas carreras que hizo con peligro tuvo falta de precisión y fortuna.

Los cambios

Eugeni (4) Blando: El centro del campo pierde presencia con él. La posición de interior parece ser demasiado exigente para él, aunque Míchel insiste en ponerle ahí cuando el partido está atascado. Le dio más fluidez al juego del Huesca en las pocas ocasiones que entró en contacto con el balón, pero no hizo nada más para ayudar a doblegar al Racing.

Galán (5’5) Necesario: Aunque hoy haya acumulado más erratas que acciones que aplaudir, sí que da una profundidad a los de Míchel que el equipo necesita. La defensa está claro que está bien cubierta, por lo que aportar por él, su velocidad y su trabajo parece lo más lógico. Hoy, hasta haciendo unos minutos bastante mediocres, ha forzado saques de esquina y puesto algún buen balón.

Ivi (7) Bombero: Casi siempre que ha salido del banquillo ha aportado cosas al ataque, puesto que es u jugador muy descarado y con muchísima confianza en su tiro y su regate. Hoy, en los pocos minutos que jugó, salió a apagar un fuego que había en la grada y lo logró tras un rechace en la última jugada del encuentro. No siempre toma la decisión correcta, pero acierte o falle, agita el partido.

NOTA MEDIA: 5,4

Policlinica Altoaragon final post
Comentarios