Comarca de las Cinco Villas – Julio 2019

- Publicidad -

Estoy hasta los ‘Oikos’

"No sé ustedes, pero yo ya me he cansado y se lo voy a decir finamente"

Desde hace unas semanas el Huesca y su entorno están en boca de todos. Curiosamente se habla más del Huesca que de los supuestos cabecillas de la trama, pero oiga, allá cada uno con su interpretación.

Banner Podoactiva Sección Propia y Mas Deporte

Les diré: «estoy hasta los ‘Oikos’ de los compañeros de profesión que se quejan de que ha habido filtraciones en el juzgado«. Probablemente hubieran publicado en sus medios lo que han publicado otros, pero en este país donde la rabieta, el postureo y la falta de respeto al prójimo están a la orden del día, no me extraña.

Estoy hasta los ‘Oikos’ de que los responsables pretendan eludir sus responsabilidades: aquí responsables los hay. En lo que nos atañe el Huesca – Nástic está manchado y hay que saber por quién, y condenarlo aunque nos toque de cerca. No seré yo quien enarbole la bandera de la defensa porque el Huesca estuviera implicado como institución. Si lo estuviera, ojalá que no, la máxima repulsa y condena. Con las personas lo mismo, inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Por lo leído y filtrado, mucha inocencia no hay en algunos, pero habrá que esperar.

Fíjense que curiosas son las filtraciones, que levantado el secreto de sumario, dos medios han conseguido publicar informaciones: El País nos ha narrado conversaciones escuchadas en el coche de Carlos Aranda, recogidas el fin de semana de la disputa de la última jornada liguera, en las que supuestamente tenía amañado el Valladolid – Valencia.

Por otra parte, de las mil páginas del caso, repito mil páginas, el diario Marca se hace eco de una acción separada de la información general del caso ‘Oikos’, con el único fin de tirar basura sobre el presidente de la Federación Española de fútbol, y de paso, salpicar al Huesca, porque total, ¿qué más da un cubo de desperdicio más o menos contra un club con tal de manchar a un alto dirigente?

Lo más vergonzante del caso es que el artículo del diario Marca nos cuenta que hubo una “supuesta adjudicación injusta” de un campo de entrenamiento, pero atentos amigos, que “la adjudicación estaba enmarcada dentro de la legalidad.”

Quien suscribe, que es tan cauto, al no entender esta incongruencia ejecutó el consejo de una de sus profesoras de la facultad: “Tú cuando tengas dudas, acude a la fuente.” Y a la fuente que acudí, a uno de los dos redactores que transcribieron en la edición digital de Marca la noticia. A día de hoy sigo sin respuesta y por lo tanto, no puedo darles explicaciones. Pero digo yo, que si la adjudicación está enmarcada dentro de la legalidad, quisiera yo saber qué hay de “injusta” en dicha adjudicación.

Como pasaba en el cole, que al más pequeño siempre lo sacaban del equipo, siempre era el que vigilaba por si venía alguien, o siempre era el objetivo principal de la esquilma del bocadillo, algunos están intentando que el Huesca sea ese niño pequeño del cole. Y es verdad que muchos han pedido al club que hable, que sea más tajante, que no sea tan políticamente correcto. Pero a juicio de lo que Petón contó en Tiempo de Juego de la Cadena Cope el sábado, el Huesca está más o menos como yo, hasta los ‘Oikos’ de leer cosas.

Lo más contundente son las palabras de Petón y de Manuel Torres, son dignas de escucha. Mientras tanto, van a seguir poniendo nuestra paciencia a prueba los cobardes que tiran la piedra y esconden la mano. Cuando digan ¿quién ha sido?, se taparán porque la valentía sólo la tienen como fachada.

Ya ven, hasta los ‘Oikos’ de muchas cosas, pero como el objetivo de algunos es sólo enredar voy a medicarme y a no darles lo que buscan.

Eso sí, cuando pueda o cuando deba, que el Huesca sea enérgico, tajante y que no deje un cobarde sin perseguir, porque ensuciar es fácil, pero lavar una imagen ya les digo yo que cuesta y mucho.

Comentarios