- Publicidad -

Un enemigo desde los once metros

ANÁLISIS

El Real Zaragoza ha recibido cuatro penaltis en diez partidos, dos de ellos en los quince primeros minutos del encuentro

Al Real Zaragoza se le ha olvidado ganar. En el regreso al «nuevo fútbol» el conjunto aragonés ha vuelto irreconocible y sus números equivalen a un equipo que se encuentra en posiciones de descenso a Segunda B. Los zaragocistas han sumado siete puntos de los 30 posibles descolgándose definitivamente del ascenso directo, recibiendo cuatro penaltis en contra.

Banner Podoactiva Interior Post

Una posición muy llamativa es la defensa. Con las bajas de Alberto Guitián y El Yamiq, Víctor Fernández solo tiene a su disposición a «Pichu» Atienza y Enrique Clemente. Ambos, son la única pareja de centrales disponible, pero el futbolsita cordobés es el que ha jugado todos los partidos desde el regreso a la competición. Atienza ha hecho saltar las alarmas por un doble motivo: sus errores defensivos y el nivel mostrado en el terreno de juego.

Los penaltis, una pesadilla para el Real Zaragoza

El Real Zaragoza esta viviendo uno de los peores momentos de su historia. De tener casi amarrado el ascenso directo a clasificarse milagrosamente en los play off. Así se encuentran los aragoneses después de recibir 22 goles en contra y solo ser capaces de marcar 12. Además, es el equipo más goleado de la zona privilegiada de LaLiga SmartBank. El CF Fuenlabrada es el conjunto más sólido con 14 tantos a favor y cinco en contra. Esta buena dinámica ha permitido que los madrileños hayan alcanzado la zona de play off a falta de una jornada.

En cuanto a la pena máxima, el Real Zaragoza es el equipo más perjudicado. Cuatro penaltis en contra, tres convertidos, y dos penaltis a favor. Antes del parón los aragoneses eran los que más fallaban desde los once metros.

Burgui marca su primer gol con el Real Zaragoza de penalti. Foto: Real Zaragoza

El primero llegaba en Montilivi, en un error de Atienza en el que Enrique Clemente fue el jugador perjudicado al provocar un penalti sobre Stuani. Dos jornadas tuvieron que pasar para que el colegiado volviese a pitar un penalti en contra de los aragoneses. Esta vez «Pichu» toco lo suficiente a Álex Muñoz para que el arbitro pitase la pena máxima.

En la jornada 40 llegaría el fantasma a La Romareda. Esta vez Clemente era el protagonista al provocar el penalti. Además, en el Carlos Blemonte, el Albacete abría la lata desde los once metros tras un claro error de Atienza en el área zaragocista.

Mostrar Comentarios