Aramovil Portada

- Publicidad -

Javi Ros sí quería jugar en Anduva

ACTUALIDAD

El Real Zaragoza regresa a los entrenamiento al suspenderse el partido ante al CD Mirandés y ahora su objetivo es mirar a la Copa

«Ayer fue un día un poco extraño para nosotros porque por tercera vez se nos aplaza un partido, es una situación, otra vez inevitable», así regresaba a los entrenamientos Javi Ros al suspenderse el partido ante el CD Mirandés. Una vez más, la tercera de esta temporada, el Real Zaragoza ha tenido que aplazar un partido de Liga, esta vez por la lluvia.

Aramovil Secciones

El Real Zaragoza iba con la mentalidad de jugar el encuentro, pero al llegar al Estadio de Anduva ya había noticias de que el partido podía no jugarse. La decisión la tomó el árbitro, Saqués Oscoz del comité vasco. Además, se han podido ver en imágenes y vídeos que el césped del conjunto burgalés no se encontraba en perfectas condiciones para jugar el partido. Aunque, antes de hacer oficial la suspensión del partido «se esperó lo que se debe estipular para volver a hacer una segunda revisión», decía el capitán del equipo aragonés.

El Real Zaragoza quería jugar en Anduva

El Estadio de Anduva no reunía las condiciones adecuadas para jugar un partido de fútbol. Sin embargo, por parte del equipo entrenado por Víctor Fernández, como profesionales estaban metalizados en jugar el encuentro. «Nosotros como profesionales y jugadores de fútbol estábamos preparados para lo que tocara. Creo que por encima de lo que es espectáculo está la integridad y seguridad de los jugadores», expresaba Javi Ros.

El entrenador del CD Mirandés, Andoni Iraola, y su presidente, expresaron que el partido no se jugó porque el equipo aragonés tenía más interés en que no se disputará el encuentro. «Ellos pueden decir lo que quieran, lo cierto es que el árbitro es el que toma la decisión y nuestra integridad corría peligro», respondía el centrocampista tudelano.

Ahora, el Real Zaragoza solo piensa en su próximo partido ante el RCD Mallorca. Esta temporada la Copa está ilusionando tanto a la plantilla como a la afición y llegar a los dieciseisavos de final ha sido un premio y todo un mérito. «Hay muchos partidos y lo de ayer ya pasó, ojalá hubiéramos podido jugar, esa es la verdad, pero bueno, ahora a centrarnos en el Mallorca. Creo que es un partido muy bonito, un equipo de Primera División que viene a La Romareda donde volveremos a jugar ante nuestra afición», expresaba Javi Ros.

La afición, la «fuerza» para Javi Ros

Javi Ros no ha querido pasar por alto la situación vivida en Anduva y sobre todo, no ha querido olvidar a la afición. El capitán del Real Zaragoza ha querido agradecer a los más de mil aficionados desplazados su apoyo incondicional. «Para nosotros, para nuestra afición y para nuestros familiares que ayer se acercaron hasta Anduva, es una faena importante porque además, se movilizó mucha gente y por ellos nos molesta todavía más», concluía el capitán del Real Zaragoza.

El club ha querido recompensar a los desplazados hasta Miranda de Ebro regalando una entrada para poder ir a uno de los cinco próximos partidos en La Romareda (CD Numancia, CF Fuenlabrada, Deportivo de la Coruña, AD Alcorcón y UD Almería). Además, el motivo por el que se aplazó el partido era inevitable por parte de ambos clubes, lo que deja la fecha del encuentro en el aire ya que los dos equipos continúan clasificados en la Copa del Rey.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Acepto!Leer más