Aramovil Portada

- Publicidad -

Stojan Gjuroski deja España para irse a Francia

Actualidad

El ala-pívot macedonio acabó jugando en Melilla los playoffs tras su temporada en Levitec Huesca

Stojan Gjuroski es el cuarto jugador de la pasada campaña que no vestirá la camiseta de Levitec Huesca. Tras la renovación de Dani García y Diego de Blas, más las salidas de Agustí Sans, Rauno Nurger e Isaiah Johnson, son ya 6 los jugadores de la temporada 2018/2019 que ya tienen acomodo para el presente curso.

El nuevo destino del jugador zurdo nacido en Macedonia será Francia, para adentrarse en la liga Pro B, segunda división del país galo. Su nuevo equipo es el ALM Evreux Basket, un clásico de la categoría, donde coincidirá con un habitual de LEB Oro como el venezolano Jhornan Zamora.

El descubrimiento de Stojan Gjuroski por parte de Levitec Huesca, unido a la gran temporada realizada, le han abierto las puertas de par en par de nuevos proyectos de más entidad, a un jugador que apenas se había movido de su país. Se esperaba que pudiera formar parte de alguno de los clubes potentes de LEB Oro, pero finalemnte no ha sido así. En el conjunto oscense se sabía que era una tarea ardua su renovación, a pesar de ser del gusto de Guillermo Arenas.

Fueron un total de 31 partidos los disputados con la camiseta de Levitec Huesca, perdiéndose algunos por las ventanas FIBA. Muy importante en el equipo jugó más de 28 minutos por choque. Sus números le situaron como el 6º máximo anotador de la categoría así como en el top 10 de acierto de 3 puntos. Las medias fueron de 14,4 puntos (48% de 2, 42% de 3, 75% de tiro libre), 3,5 rebotes y 1,6 asistencias para 11,5 de valoración.

Tras la temporada regular llegó a Melilla para los playoffs, donde sus estadísticas disminuyeron ostensiblemente, a pesar de un minutaje similar. Un total de 6 partidos con más de 25 minutos por choque. Promedio de 7 puntos (46% de 2, 40% de 3), 2,3 rebotes y 0,7 asistencias para 3,8 de valoración.

Dejaremos de ver en el Palacio de los Deportes de Huesca un jugador meramente ofensivo que puso en varias ocasiones el pabellón en pie. Una fina muñeca desde el triple capaz de decantar la balanza en los partidos, y un carácter y alma de líder en la ofensiva. Sin embargo en la defensa, donde sufría mucho ante pares más fuertes no será tan grave la pérdida. Igualmente en el rebote donde no contribuía como se hubiera deseado para un hombre interior. No obstante ambas deficiencias las compensaba siempre con su relevancia en ataque, lo que le ha servido para dar un paso adelante en su carrera profesional.

Policlinica Altoaragon final post
Comentarios